Literatura

Yo me adamé una amiga. Romancero

Un retazo de la breve y frustrada historia de amor a través de un pequeño texto en primera persona con un fragmento dialogado y otro narrativo.

 

Yo me adamé una amiga

dentro de mi corazón,

Catalina había por nombre,

no la puedo olvidar, no.

Rogóme que la llevase

a las tierras de Aragón.

-Catalina, sois muchacha,

no podréis caminar, no.

-Tanto andaré, el caballero,

tanto andaré como vos;

si lo dejáis por dineros,

llevaré para los dos:

ducados para Castilla,

florines para Aragón.

Ellos en aquesto estando,

la justicia que llegó.

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Durante dos años he trabajado en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza y actualmente me encuentro en la Sección Internacional Española del CSI Europole de Grenoble. Pulsa aquí para saber más de mí