Poesía,  Socios

Rosalía de Castro. Era apacible el día

En este caso, y a partir de un poema de Rosalía de Castro, planteamos una serie de cuestiones sobre el mismo poema, la vida de Rosalía, etc.

Era apacible el día
y templado el ambiente
y llovía, llovía,
callada y mansamente;
y mientras silenciosa
lloraba yo y gemía,

mi niño, tierna rosa,
durmiendo se moría.

Al huir de este mundo, ¡qué sosiego en su frente!
Al verle yo alejarse, ¡qué borrasca la m . . .

Contenido restringido
Este contenido está restringido a suscriptores pero ES GRATIS. Pulsa AQUÍ para hacerte suscriptor
Si ya eres suscriptor Valídate