Y más cosas

Romance de Galiarda.

Frente al intento de reparación del honor familiar, el joven seductor reacciona con una actitud despectiva hacia la joven que ha accedido a la relación sexual. Es de destacar la astucia de Galiarda, que cuestiona la veracidad de las palabras del amante muerto y disipa las dudas sobre su honestidad.

Romance de Galiarda

«Galiarda, Galiarda,
¡oh, quién contigo holgase ,
Y otro día de mañana
con los mil moros lidiase!
Si a todos no los venciese,
luego matarme mandases,
porque con tan gran sabor
muy gran esfuerzo tendría»
—«De dormir con vos, Florencios,
de dormir , sí dormiría,
pero eres muchacho y niño,
en cortes te alabarías».
Miró al cielo Florencios,
su espada empuñado había:
«Con esta muera, señora
con esta muera mi vida,
si jamás por pensamiento
tal cosa me pasaría».
Aquella noche Florencios
cuanto quisiera hacía,
y otro día de mañana
a todos se lo decía:
«Esta noche, caballeros,
dormí con una doncella,
que en los días de mi vida
no vi yo cosa más bella.»
Todos dicen a una voz:
«Cierto, Galiarda es ella».
Oídolo ha su hermano,
tomado ha en sí la querella:
«Por Dios te ruego, Florencios,
que te casases con ella».
«No quiero hacer, caballeros,
por mí, cosa tan fea
que es tomar yo por mujer
la que tuve por manceba.»
Aun no acabara Florencios
de decir aquella nueva,
cuando todos a una voz
luego dicen: «¡Muera, muera!
¡Muera el que ha deshonrado
a Galiarda la más bella!»
Galiarda que lo supo
¡oh que dolor recibiera!
«Pésame, mis caballeros,
hagáis cosa tan mal hecha;
lo que aquel loco decía
no era cosa creedera.
Hasta sabello de cierto
no le habíades de dar pena .»

Romancero viejo

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.