Y más cosas

Rima XXX. Bécquer.

El orgullo ante cualquier fracaso amoroso se muestra en esta rima caracterizada, como la mayor parte de la obra de Bécquer, por una aparente sencillez.

Asomaba a sus ojos una lágrima,
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿por qué callé aquel día?
Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?
Gustavo Adolfo Bécquer: Rimas y leyendas, Espasa.
Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí