El texto,  Socios

Receta para un buen curso académico

 Aquí tienen una receta imprescindible para comenzar un buen curso escolar. Los ingredientes están a nuestro alcance y la preparación es fácil.

Ingredientes

–       un profesor

–       20 ó 25 alumnos

–       un aula

–       ½ litro de agua

–       ½ litro de empatía

–       400 grs de paciencia

–       300 grs de comprensión

–       250 grs de psicología

 

Preparación

  • Coja al profesor y póngalo unas horas de remojo en ½ litro de agua y ½ litro de empatía. A continuación escúrralo y séquelo bien. Haga un majado en el almirez con 400 grs de paciencia, 300 grs de comprensión y 250 grs de psicología. Rocíe al profesor con el majado y déjelo reposar durante unas horas.
  • Saque a los alumnos del paquete, quítele las gorras, los móviles, los MP4 y cualquier otro dispositivo que pueda agriar la mezcla. Arranque de raíz la mala educación, las actitudes violentas y racistas y los abusos.
  • Revíselos atentamente por si alguno de ellos presenta algún problema de pavo subido, desavenencias familiares o desencantos amorosos varios y procure diluir sus inseguridades y miedos en una mezcla de atención, cariño y educación.
  • Colóquelos uno a uno en el aula. Es importante escuchar bien cómo cruje cada uno de los alumnos al situarlos en las sillas, ya que de una buena colocación dependerá, en gran medida, el resultado final.
  • Introduzca ahora al profesor en el aula y asegúrese de que ésta tiene suficiente espacio, luz y ventilación.
  • Deje todos los ingredientes durante nueve meses a una temperatura media de unos 20 ó 25 grados, con algunos breves periodos de descanso, y obtendrá unos alumnos preparados y un profesor satisfecho.
  • Para mejorar el sabor de esta receta puede acompañarla con una guarnición de excursiones y acampadas y aderezarla con actividades lúdicas en general.

Profesora de Lengua española y Literatura en la Consejería de Educación de Canarias