Literatura,  Narrativa

Prosa medieval y narrativa en prosa

3. Prosa medieval y narrativa en prosa

Desde la antigüedad se han narrado historias, cuentos, hazañas, du- rante la Edad Media esta actividad del hombre se aprovechó para elaborar textos con finalidad didáctica, para transmitir las enseñan- zas religiosas y morales.

3.1. Escuela de Traductores de Toledo

Entre los siglos XII y XIII se desarrolla en Toledo un fenómeno cultural conocido como Escuela de Traductores. Se trata de un grupo de personas que trabajaron juntas o siguieron unos métodos comunes para trasladar a Europa la sabiduría de Oriente y, en especial, la de los antiguos griegos y los árabes.

Las universidades europeas se habían alimentado hasta aquel momento de la cultura latina y, aunque se tenía conocimiento de la existencia de los grandes filósofos griegos, no existían traducciones y se ignoraba el contenido de su obra. Los árabes, en su expansión por las tierras de Bizancio -heredera de la antigüedad griega- asimilaron, tradujeron, estudiaron, comentaron y conservaron las obras de aquellos autores, y finalmente las trajeron consigo hasta la Península Ibérica junto con un ingente bagaje cultural que ellos mismos habían generado.

Toledo fue la primera gran ciudad musulmana conquistada por los cristianos, en 1085. Como en otras capitales de Al-Andalus, existían en ella bibliotecas y sabios conocedores de la cultura que los árabes habían traído del Oriente y de la que ellos mismos habían hecho florecer en la Península Ibérica. Con la presencia en Toledo de una importante comunidad de doctos hebreos y la llegada de intelectuales cristianos europeos, acogidos por el cabildo de su catedral, se genera la atmósfera propicia para que Toledo se convierta en la mediadora cultural entre el Oriente y el Occidente de la época.

3.2. Desarrollo de la prosa castellana

3.2.1. PROSA HISTÓRICA

Alfonso X, El Sabio, empezó a escribir narraciones históricas en castellano en el siglo XIII. Sus dos proyectos más ambiciosos son Estoria de España, que quedó inconclusa, y General Estoria.

Durante el siglo XIV el canciller Ayala quien narra las crónicas de los reyes de su tiempo, Pedro I, Enrique II, Juan I y Enrique III. El siglo XV es la época de las crónicas, los cronistas pasan a ser, en muchos casos, asalariados de los reyes y escriben estas de forma oficial.

3.2.2. LIBROS DE VIAJES

Estos textos se desarrollan sobre todo a partir del siglo XV. Durante la Edad Media hay peregrinaciones a Roma y a Santiago de Compostela, los mercaderes buscan nuevos mercados en Asia y casi a final del siglo Cristóbal Colón descubre América. Las experiencias de estos «intrépidos exploradores» quedan muchas veces por escrito, en primera persona y en orden cronológico.

Cristóbal Colón escribió Diarios de a bordo y siete Cartas de relación de viaje, dirigidas a los Reyes Católicos.

Se escribieron muchos libros de viajes como la Embajada a Tamorlán, o las Andanzas y viajes de Pedro Tafur. En ellos se narra de manera autobiográfica los viajes de este aventurero andaluz por Europa y parte de Asia.

3.2.3. LIBROS DE CABALLERÍAS

En España no empiezan a cultivarse hasta el siglo XV y sus raíces se hunden en las leyendas artúricas. Algunos autores consideran el Libro del caballero Zifar como la primera novela de caballerías en lengua castellana, escrita hacia el año 1300.

3.2.4. NOVELA SENTIMENTAL

Aparece a mediados del siglo XV. Es una novela de tipo intimista, centrada en el sentimiento amoroso. Guardan relación con la poesía de amor cortés. La obra más representativa de este género es Cárcel de amor, de Diego de San Pedro.

3.3. Don Juan Manuel y El Conde Lucanor

Don Juan Manuel escribió, entre otras obras, El Conde Lucanor, un libro dentro de la tradición de los exempla, cuentecillos morales que servían como una guía de conducta especialmente dirigida a los políticos. En la primera parte de las cinco de las que consta la obra, el conde le plantea a su fiel sirviente, Patronio, una serie de dudas, y este le cuenta al noble historias relacionadas con sus problemas, acabando siempre con un par de versos a modo de conclusión.

En total son 51 ejemplos insertos en un relato marco (algo característico en la Edad Media). Son historias breves con una enseñanza intrínseca acerca de diversos temas entre los que destacan la moral, el amor, el odio y el mantenimiento y el aumento de la honra. Don Juan Manuel fue pionero en dar estructura común a obras sueltas.

Otras obras, en la misma línea de El Conde Lucanor, son El libro de los estados y El libro de los castigos o consejos.

3.4. Teresa de Cartagena

Nació en el seno de una familia de cristianos nuevos, se crio en un ambiente educado e intelectual. Ingresó a los 15 años en un convento y se quedó sorda muy joven. Escribió dos libros, Arboleda de los enfermos, prosa mística que reflexiona sobre los padecimientos que provoca la enfermedad (la sordera la sumió en la soledad y acabó por no hablar con nadie), y Admiraçión operum Dey, como respuesta al escándalo que provocó su primera obra. Es la primera mujer que publicó en lengua castellana y protagonizó, junto a Isabel de Villena, la primera manifestación española de la “Querella de las mujeres”.

Es un grupo de trabajo de profesores de la enseñanza pública que está elaborando materiales curriculares gratuitos. Más materiales en este enlace https://www.apuntesmareaverde.org.es/