Literatura,  Socios,  Y más cosas

Penitencia del rey Don Rodrigo. Versión

–Dímelo, buen ermitaño,    por Dios y Santa María,
si hombre que con mujer peca,    si Dios lo perdonaría.
–Non siendo primera hermana,    Dios se lo perdonaría.
–Ésa fue, buen ermitaño,    ésa fue desgracia mía.
–Si te quieres hacer vela,    yo pávilo te pondría.
–Yo non me quiero hacer vela,    que luego me quemaría.
–Si te quiés meter n`un horno,    yo leña le metería.
–Yo en un horno, non, señor,    que luego me quemaría.
–Si te quiés meter n`un arca    con una serpiente viva,
con siete picos picaba,    con siete bocas comía.
–Yo en el arca, sí, señor,    que eso es lo qu` ió merecía.–
El bueno del confesor    a verlo iba cada día:
–¿Cómo te va, penitente,    penitente aventajado?
–Vaime mal, que la culebra    a mis carnes no ha llegado.
–¿Cómo te va, penitente,    penitente aventajado?
–Vaime bien, que la culebra    a comerme ha comenzado;
ha comenzado a comerme    por onde más he pecado.

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Durante dos años he trabajado en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza y actualmente me encuentro en la Sección Internacional Española del CSI Europole de Grenoble. Pulsa aquí para saber más de mí