Lengua

Organización y estudio de la Lengua

ORGANIZACIÓN Y ESTUDIO DE LA LENGUA

LOS ESTUDIOS LINGÜÍSTICOS

Desde la Antigüedad los seres humanos nos hemos venido do por el estudio del lenguaje y de las lenguas. Este estudio puede hacerse desde diversas perspectivas que dan lugar a distintas disciplinas lingüísticas como la psicolingüística, la sociolingüística, la pragmática, etc. Estas disciplinas están al servicio de la lingüística, ciencia que se dedica al estudio del lenguaje y la descripción de la estructura, el funcionamiento y la evolución de las lenguas.

ORGANIZACIÓN DE LA LENGUA

Toda lengua está formada por un conjunto de unidades que pw?den combinarse para formar otras mayores. Se distinguen cuatro unidades básicas: los fonemas, las palabras, los enunciados y los textos. La exis­tencia de estas unidades nos permite distinguir en la lengua cuatro niveles: fónico, morfológico, sintáctico y textual.

  • El fonema es la imagen ideal que los hablantes tienen de un soni­do. Es la unidad mínima de una lengua y carece de significado. En español hay 24 fonemas, 5 vocálicos y 19 consonánticos. Los fone­mas se corresponden con el nivel fónico.
  • Las palabras son unidades compuestas por fonemas y dotadas de un significado. El diccionario de la Real Academia recoge 88.500 palabras. Las palabras se pueden dividir en morfemas y se corres­ponden con el nivel morfológico.
  • Los enunciados son las unidades que resultan de combinar palabras entre sí y son capaces de expresar una idea. Los enunciados están compuestos por sintagmas y corresponden con el nivel sintáctico.
  • Nivel semántico. Las palabras tienen significados léxicos entre los que se establecen diversas relaciones en la lengua. Ejemplo: el significado de «frío» se interpreta en función del de «caliente» y «templado» porque son antónimos graduales. Igualmente el significado de las palabras tiene importantes repercusiones en la formación de las oraciones de la lengua: los verbos pensar y meditar seleccionan sujetos humanos, y sería extraña la oración El jabalí no meditó las consecuencias de su ataque.
  • Los textos son el resultado de combinar enunciados entre sí. Se corresponden con el nivel textual.

Nivel fónico

En una lengua hay gran variedad de sonidos. Además, cada hablante tiene su propia manera de pronunciar según su lugar de origen, su ni­vel social o formación, etc. El castellano que se habla en algunas zo­nas presenta alteraciones en el sistema consonántico:

  • El seseo consiste en pronunciar el sonido Z como S. Ejemplo: sapato por zapato. Este fenómeno está muy extendido en Andalucía, Canarias y el español de América.
  • El ceceo consiste en pronunciar el sonido S como Z. Ejemplo: zol por sol. El ceceo se localiza en parte de Andalucía.
  • El yeísmo consiste en pronunciar el sonido Ll como Y. Ejemplo’ yuvia por lluvia. Es propio del centro y el sur de la Península.

Nivel morfológico

Las palabras son conjuntos de sonidos organizados y con significado. Están constituidas por monemas o morfemas que son las unidades mínimas de significado. Existen tres tipos de monemas: la raíz, los morfemas derivativos y los morfemas flexivos o desinencias.

MORFEMAS
Raíz Morfema derivativo Desinencia
Libr- -er- -o

  • La raíz contiene la significación básica de la palabra. Ejemplos: piel, pálid-o, atasc-ado.
  • Los morfemas derivativos se añaden a la raíz para formar distintas palabras. Ejemplos: intens-idad, verane-ante, salmant-ino.
  • Los morfemas flexivos o desinencias se añaden al final de las pa­labras para indicar el género, el número, el tiempo o la persona. Ejemplos: pálid-a (pálid-o), atac-an (atac-o).

Procedimientos de formación de palabras

Para incrementar el número de palabras que forman su vocabulario, el castellano dispone de los siguientes mecanismos:

  • La derivación consiste en añadir a una palabra un sufijo. El resul­tado en este caso es una palabra derivada. Ejemplo: teléfono > tele­fonista, telefonear, telefónico…
  • La composición consiste en la unión de dos palabras para for­mar una palabra compuesta. Ejemplo: guarda y bosques > guar­dabosques.
  • La parasíntesis consiste en aplicar a la vez los mecanismos de composición y de derivación. Las palabras formadas con este sis­tema se llaman palabras parasintéticas. Ejemplos: abanderar, pi­capedrero.

Cuando a partir de una palabra se forman otras por alguno de los me­canismos anteriores se crea una familia de palabras. Las palabras que forman una familia comparten la misma raíz y están relacionadas con un mismo significado. Ejemplo:

pena • apenar • quitapenas • penoso • penal

Existen otros procedimientos de formación de palabras:

  • Los acortamientos son el resultado de reducir la longitud de una palabra. Se crean así pares de palabras que tienen el mismo signifi­cado pero que se usan en diferentes situaciones o contextos. Ejem­plos: televisión > tele, colegio > tole, bolígrafo > boli.
  • Los acrónimos son el resultado de haber fundido en un solo térmi­no algún fragmento de dos o más palabras. Ejemplos: ofimática < oficina automática, cantautor < cantante autor.
  • Las siglas son el resultado de la unión de las letras iniciales de va­rias palabras. Ejemplos: NASA < National Aeronautics and Space Administration, ESO < Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Durante dos años he trabajado en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza y actualmente me encuentro en la Sección Internacional Española del CSI Europole de Grenoble. Pulsa aquí para saber más de mí