Literatura,  Poesía,  Socios

No volveré a ser joven

Incluimos en este poema de Gil de Biedma tanto la versión de Bunbury como la del propio autor. Un homenaje en el aniversario de su muerte. 

Y aquí el propio autor.

Que la vida iba en serio

uno lo empieza a comprender más tarde ­

como todos los jóvenes, yo vine

a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería

y marcharme entre aplausos

envejecer, morir, eran tan sólo

las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo

y la verdad desagradable asoma:

envejecer, morir,

es el único argumento de la obra.

 

Jaime Gil de Biedma. Poemas póstumos, 1968

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Durante dos años he trabajado en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza y actualmente me encuentro en la Sección Internacional Española del CSI Europole de Grenoble. Pulsa aquí para saber más de mí