Literatura,  Y más cosas

Mujer de muerte.

Lo que tu hubieras sido
ha quedado en el aire
perdido para el tiempo.
Las cosas que no hiciste las canciones
que nunca cantarás
los días nuevos
que te correspondían
los deseos
la rueda de las voces abiertas aen tu oido
toda tu larga sombra proyectada al futuro.
Porque escucho el sonido falso de mi moneda
al chocar contra el mármol
de tu terrible ausencia
te amo mujer de muerte.

¡Ah lo que hubieras sido!

El retorno, 1955

 

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí