Literatura,  Poesía

Lírica medieval.

1.  Lírica medieval

Vamos a hablar de un largo periodo. Conviene tener presente la cronología de los textos a los que nos referiremos tanto líricos como narrativos:

  Siglo XI XII XIII y XIV XV
Popular Lírica Primeras jarchas Cantigas d’amigo Villancicos
Narrativa en verso   Mester de juglaría  
Romancero
Culta     Mester de clerecía  
Lírica   Lírica galaico portuguesa

Lírica provenzas

  Lírica cortesana

1.1. La lírica popular. La lírica mozárabe

Son las manifestaciones populares de tradición oral. La gente de las aldeas expresa su vivir cotidiano, su preocupación por las cosechas, las celebraciones, el amor, la muerte, por medio de canciones que se inclinan hacia el carácter lírico. Desde el nacimiento de las lenguas vernáculas existen estas composiciones.

La mayoría de estas obras es anónima. Las primeras muestras de esta literatura son las jarchas en lengua mozárabe, la lengua utilizada por los cristianos que vivirán en territorio musulmán.

Estas jarchas aparecen al final de otros poemas, las «moaxajas», compuestos en árabe o en hebreo, por poetas cultos. Fueron escritas en el sur de España entre los siglos XI y XIII, y son una especie de estribillo compuesto en dialecto mozárabe, o bien en árabe vulgar. La grafía está formada por caracteres árabes, por lo que no se descubrieron hasta el siglo XX.

El tema predominante en las jarchas es el amoroso. El yo poético es una mujer que, la mayoría de las veces, se lamenta de la ausencia del amado, al que llama con el apelativo árabe «habib» (amigo). La mujer que se lamenta se dirige normalmente a su madre o a sus hermanas, que son sus confidentes. Son el precedente de las cantigas d’amigo.

En cuanto al tipo de estrofa, la mayoría de las veces tiene estructura de cuarteta irregular, aunque a veces se forma con pareados o con tercetos monorrimos. El número de sílabas de sus versos oscila entre las diez y las doce.

1.2. La lírica castellana

No es hasta el siglo XV cuando se ponen por escrito los poemas populares castellanos. Parece ser que, hasta entonces, los cantos populares se transmitían por tradición oral.

La forma estrófica tradicional castellana es el villancico (que quiere decir “canción de villanos”). Está compuesto sobre todo por versos octosílabos y hexasílabos con una distribución fija: un estribillo o cabeza del poema (de dos a cuatro versos, en los que se enuncia el tema), la mudanza (constituida por una estrofa, que frecuentemente es una redondilla) y la vuelta, formada por un verso de enlace y uno o dos versos que repiten total o parcialmente la cabeza del poema o estribillo.

El villancico popular castellano proviene de otra composición, el zéjel, de origen árabe. Se trata de una composición de versos generalmente octosílabos, con un estribillo y una mudanza, compuesta por tres versos y uno de vuelta que rima con el estribillo.

La mayoría de las composiciones de la lírica tradicional castellana se conserva en cancioneros escritos a partir del siglo XV, como el Cancionero musical de Palacio o el de Herberay des Essarts. También, muchos poetas cultos imitan este tipo de canciones dentro de su obra, pero ya no pueden considerarse obras populares debido, fundamentalmente, a su regularidad y perfección métricas.

1.3. Lírica galaico-portuguesa

En la Galicia medieval se dan varias circunstancias que hacen que la lírica se desarrolle muy pronto. Tenían una lengua propia, el galaico- portugués (que era un dialecto del latín del que a la larga se derivarán el gallego y el portugués), vivían en un entorno pacífico (pues las luchas con los musulmanes acabaron muy pronto y gozaron de paz, mientras en el resto de la península se seguía luchando contra la invasión) y la peregrinación hasta la tumba del apóstol Santiago en Santiago de Compostela desde Francia trajo la influencia de las tendencias artísticas europeas y, sobre todo, de la lírica provenzal, pues entre los peregrinos había trovadores y clérigos.

Las composiciones típicas de la lírica gallego-portuguesa son las cantigas:

  • Cantigas de amigo: En este tipo de cantigas, una joven se lamenta ante su madre, la naturaleza o sus amigas por la ausencia o la despedida del amado.
  • Cantigas de amor: En este tipo de cantigas, el poeta expresa su tristeza ante el rechazo de la dama.
  • Cantigas de escarnio y de maldecir: En este de cantigas los poetas se expresan de manera satírica e irónica sobre algunas personas y sus conductas.

La época de mayor esplendor del la lírica galaico-portuguesa es el siglo XIII. Los autores cultos de la época se expresaban en esta lengua. Incluso el rey de Castilla Alfonso X el Sabio escribió las Cantigas de Santa María en galaico-portugués, lengua poética por excelencia.

1.4. La lírica cortesana

1.4.1. MARQUÉS DE SANTILLANA

Provenía de una familia noble vasca inclinada desde siempre a las letras.

Como otros poetas cortesanos, pertenece a la nobleza y es notable su actividad política: contribuyó claramente a la caída de don Álvaro de Luna (cuya caída se cita en las Coplas de Manrique).

Fue un hombre de gran cultura que llegó a reunir una importante biblioteca.

Es especialmente recordado por sus serranillas, poemas breves que narran del encuentro entre un caballero y una serrana o campesina. El tono de estas composiciones es notablemente más refinado que las que aparecen en el Libro de Buen Amor. Se imitan aquí las pastorelas francesas, pero inspiradas en una tradición popular autóctona propia. También es recordado por ser el primero que escribió sonetos en castellano, “fechos al itálico modo”. Su obra maestra dentro del estilo alegórico-dantesco es la Comedieta de Ponza.

1.4.2. JUAN DE MENA

No se sabe mucho sobre su origen, lo que hace sospechar que estos sean los de un judío converso. Gozó de gran fama como poeta en el siglo XV. Escribió poesía cancioneril, considerada más sencilla que su obra más importante, de corte alegórico, como El laberinto de Fortuna o Las trezientas, dedicado a Juan II.

El Laberinto de Fortuna es un poema alegórico inspirado en el Paraíso de Dante; su verdadero valor está en los episodios históricos y en la visión de la unidad nacional encarnado en el rey Juan II.

1.4.3. FLORENCIA DEL PINAR

Se sabe muy poco de esta escritora castellana, aunque sí nos consta que fue dama de la corte de Isabel la Católica y que recibió una exquisita educación. Fue coetánea de Teresa de Cartagena, en una época en la que la mujer comenzó a cobrar protagonismo cultural. Ha sido una de las pocas poetisas cuya obra ha sido incluida en el Cancionero General.

En su poesía, de corte cancioneril, Florencia del Pinar habla de la naturaleza contradictoria del amor, y su abundante simbolismo, oscuro y ambiguo, sigue dividiendo hoy en día a los estudiosos.

1.4.3. JORGE MANRIQUE

Pertenecía una de las familias más poderosas de Castilla. Dedicado por tradición familiar a las armas y a las letras, escribió varias composiciones de amor cortés, así como poemas burlescos y de carácter moralizante. Pero, sin duda, su obra más importante e influyente fue las Coplas a la muerte de su padre, un “plancto”, un llanto fúnebre, a su padre, Rodrigo Manrique, maestre de la orden de Santiago.

La obra se compone de cuarenta coplas manriqueñas (dos sextinas de pie quebrado) en las que encontramos muchos tópicos de la literatura clásica (vita flumen, de contemptu mundi, homo viator, ubi sunt, vida de la fama, tempus fugit, vanitas vanitatis, omnia mors, fortuna mutable…).

En cuanto al contenido, la obra puede dividirse en tres partes:

  • Coplas I-XIV: Reflexión general sobre la vida y la muerte.
  • Coplas XV-XXIV: Ejemplificación de los temas a través de diversos personajes históricos.
  • Coplas XXV-LX: Elogio de su padre.

Manrique emplea un estilo sencillo donde abundan las metáforas poco complejas y las repeticiones (fundamentalmente a través de paralelismos y anáforas). Aparecen en las coplas frecuentes signos de exclamación, que enfatizan el sentimiento, y figuras de contrarios, como la antítesis.

Es un grupo de trabajo de profesores de la enseñanza pública que está elaborando materiales curriculares gratuitos. Más materiales en este enlace https://www.apuntesmareaverde.org.es/