Interactivos

Lectura 35. Un hotel muy misterioso

Esta es la segunda parte del texto que Fede leyó en la sección El Viajero de El País en su página de Internet. Leedla antes de que lleguen a puerto:

“…Y bien, ya estás en Los Frailes, ya estás en una nube, en la cúspide del páramo, más allá de Mucuchíes y de todo, en una hondonada del valle de la sierra de Santo Domingo, estás rodeado por 40 hectáreas de espléndidos paisajes llenos de flores y de frailejones, que es una planta que sólo se encuentra en esta región. El hotel tiene 45 habitaciones, y antes, cuando tenía un convenio con Hortuvensa -filial de la compañía aérea Avensa-, había que reservar con mucha antelación, pero ahora es más fácil encontrar sitio. De hecho, cuando nosotros estuvimos, apenas había clientes. Un personal de unas cinco personas atendía al hotel entero, prácticamente vacío. El resplandor, de Kubrick, en efecto; vimos que tenían razón quienes habían citado esa película de terror para que entendiéramos qué clase de hotel en la cumbre era Los Frailes. Hay allí un bar excepcional, muy acogedor, pensado para el eterno invierno que se vive en esa zona. Sirven calentados, hechos con un licor de anís llamado miche, azúcar moreno y agua caliente. Te ofrecen también un ponche andino que corta la respiración: leche caliente, miche, coñac y canela. El barman, grandísimo profesional, se transforma en maître a la hora del almuerzo o de la cena, y a primeras horas de la mañana, disfrazado de portero, uno puede verlo en recepción. De hecho, todos los que trabajan allí cambian varias veces en un solo día de personalidad y de empleo hotelero. Por la noche desaparecen. El hotel se vuelve fantasmal, se oye sólo el rumor del río y uno puede llegar a tener miedo si se acuerda de que detrás del hotel, no muy lejos de allí, andan sueltas llamas asesinas. Si uno, por aquello de arriesgarse en la noche y dar una última vuelta antes de acostarse, decide dejar el cuarto y cruzar el parquecito que va al bar, dialogará consigo mismo en ese bar fantasmal, aunque creerá que está hablando con el barman y que éste le está contando leyendas mucuchíes…”

  Índice      Cuestionario >>

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Durante dos años he trabajado en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza y actualmente me encuentro en la Sección Internacional Española del CSI Europole de Grenoble. Pulsa aquí para saber más de mí