Interactivos

Lectura 18. Algas verdes, rojas y pardas

Después de comer Sebas continuó con su lectura sobre las algas. Le fascinaban estos seres vivos tan especiales y tan primitivos. Leyó lo siguiente:

“…Como las plantas terrestres, necesitan luz solar para sintetizar su alimento, y sólo pueden crecer en las aguas relativamente superficiales.

La distribución por zonas de las algas está claramente determinada por su diferente capacidad para resistir la exposición al aire y al agua dulce cuando llueve. Las partes superiores del litoral quedan cubiertas por el mar tan sólo unos minutos cada día: durante el breve periodo que dura la pleamar. Las partes inferiores del litoral, por el contrario, sólo están expuestas al aire durante escasos minutos cada día.

Las algas verdes, por lo tanto, no resultan afectadas por la prolongada exposición al aire y al agua dulce, y muchas crecen a lo largo de las grietas por donde el agua de lluvia escurre sobre las rocas. Hay que tomar precauciones cuando se anda sobre clorofíceas marinas, porque son notablemente resbaladizas. Además de la lechuga de mar de talo ancho, las clorofíceas marinas comprenden las “Enteromorpha”, muy comunes, y las “Briopsis” o musgos marinos. Las Enteromorpha cubren las rocas con sus largos filamentos tubulares, mientras que el musgo marino se asemeja a plumas verdes…”

“…Las algas pardas, que viven en una parte algo más baja del litoral, contienen además de clorofila un pigmento pardo que favorece la absorción de la luz por parte de estas plantas en ambientes de luz mortecina.

Las algas rojas son generalmente más pequeñas y a menudo mucho más delicadas que las pardas. Pocas de ellas pueden soportar una prolongada exposición al aire y se encuentran, por tanto, en las partes perennemente sumergidas del litoral o en pequeñas charcas en las rocas. El pigmento rojo es incluso más eficaz que el pardo para la absorción de la luz; de ahí que estas plantas puedan vivir a mayores profundidades…”

  Índice      Cuestionario >>

Una iniciativa por profesores y para profesores. Una ayuda para la educación y la enseñanza de la lengua y la literatura.