Interactivos,  Socios

Lectura 16. El radiotelegrafista

Una vez dejadas atrás las Azores la navegación se hizo más monótona, aunque en ciertas zonas del barco la actividad era incesante. Los hombres de la sala de máquinas se relevaban por turnos para no dejar un instante sin vigilancia al corazón del barco.

En la sala de comunicaciones el radiotelegrafista estaba constantemente manejando los aparatos y atendiendo la pantalla del radar. Nico y Laura observaban silenciosamente las manipulaciones del operario y los sonidos que emitían los instrumentos.

NECESITAS SER SOCIO para seguir leyendo. Pulsa AQUÍ para hacerte socio COMPLETAMENTE GRATIS. Si ya lo eres accede haciendo click aquí

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí