Lengua

Las unidades de la lengua. Conceptos previos.

Conceptos previos. Las unidades de la lengua.

  • El lenguaje, en sentido amplio, se entiende como una forma de comunicación. De esta manera, se habla del lenguaje humano, del lenguaje de las abejas, del lenguaje del cine, etc. Pero, en sentido estricto, se refiere al lenguaje verbal y, concretamente, a la capacidad de todo ser humano de poder comunicarse mediante sonidos articulados, es decir, mediante palabras habla- das o escritas. La facultad del lenguaje se realiza de modo dife- rente en las distintas sociedades humanas, dando lugar a las muchas lenguas que existen en el mundo: español, francés, inglés, italiano, etc.
  • Una lengua es un código que consta de una serie de sonidos, palabras y reglas gramaticales que permite la comunicación entre los hablantes de una comunidad. La lengua es ese conjunto de signos orales (y equivalentes escritos) usados por un grupo humano: español, chino, francés, alemán, sueco, ruso, etc. Los sonidos, palabras y frases de cada grupo son distintos, pero con ellos aprenden a conocer lo que rodea a cada uno, así como a expresar sus sentimientos.
  • El habla es el uso individual de la lengua, que cada hablante realiza en una situación comunicativa concreta. El habla es la utilización que cada individuo hace de la lengua, de tal manera que si no hubiera hablantes no habría lengua, y al revés. La lengua es siempre la misma, el habla cambia con frecuencia por el uso. El habla es concreto, aquí y ahora; la lengua es un concepto abstracto en la mente de los hablantes.
  • La norma es el conjunto de reglas para usar correctamente la lengua. Se sitúa entre la lengua y el habla. El hablante no puede utilizar la lengua a su capricho, hay unas reglas que le obligan a un uso determinado que considera correcto.

Relación lengua, norma y habla

El habla engloba todas las expresiones orales y escritas del conjunto de individuos; la norma reduce el espacio y elimina todo aquello que es individual o expresiones momentáneas; la lengua es un campo aún más cerrado en el que solo encontramos aquello que es indispensable para la comunicación. Por ejemplo, la norma obliga a usar en el habla actriz (de cine, teatro) como femenino de actor, aunque el sistema de la lengua ofrece dos palabras como femenino de actor.

Observamos, pues, que la lengua es abstracta –se conoce con el pensamiento- y social, ya que estaría formada por todos los sonidos, palabras y reglas que utiliza el conjunto de los hablantes. El habla, por el contrario, es concreta e individual: las personas pueden oírla o leerla y la emplean de modo particular en cada acto comunicativo.

Es un grupo de trabajo de profesores de la enseñanza pública que está elaborando materiales curriculares gratuitos. Más materiales en este enlace https://www.apuntesmareaverde.org.es/