Adjetivo,  Lengua,  Morfología

Las palabras. El adjetivo.

EL ADJETIVO. Definición y clases.

Los adjetivos son palabras que indican cualidades o características de los sustantivos a los que acompañan. Podemos distinguir dos tipos:

  • Calificativos. Indican cualidades o características de los sustantivos. Perro grande, coche rápido
  • Determinativos. Concretan o limitan la extensión del sustantivo. Muchos niños, pocas personas.

A los adjetivos, al igual que a otras clases de palabras, los podemos definir desde tres puntos de vista:

  • La forma que presentan. Morfología.
  • La función que desempeñan. Sintaxis
  • El significado que transmiten. Semántica.

CARACTERÍSTICAS.

El adjetivo tiene las siguientes características:

SIGNIFICADO.

Nombra propiedades, circunstancias o características del sustantivo al que acompaña: “niña pequeña”, “mesa grande”. Los adjetivos, según el significado que transmiten, pueden ser:

  • Especificativos: cuando el adjetivo expresa una cualidad de un sustantivo para diferenciarlo entre un grupo. Ej: niño alto
  • Explicativos: cuando el adjetivo expresa una cualidad que el sustantivo ya tiene. Generalmente van antepuestos al sustantivo y se usan en el lenguaje literario. Ej: blanca nieve

FORMA:

Los adjetivos son palabras que al igual que el sustantivo pueden tener variación de género y de número pero, al contrario que los sustantivos, puede combinarse con la forma neutra del artículo, “lo”: lo agradable. Además admiten variaciones de grado: muy bonito, poco agraciado.

El adjetivo además concuerda en género y número con el sustantivo al que se refiere.

Según su forma hablaríamos de:

  • Adjetivos de una sola terminación (cuando tienen una sola forma para los dos géneros)
  • Adjetivos de dos terminaciones (cuando presentan una forma para el femenino y otra distinta para el masculino).

Ej: casa verde/ coche verde. Verde es un adjetivo de una sola terminación.

Ej: casa bonita/ coche bonito. Bonito/a es un adjetivo de dos terminaciones.

FUNCIÓN:

Este apartado lo veremos más adelante, cuando estudiemos la sintaxis. Sin embargo has de saber lo siguiente: los adjetivos pueden cumplir las siguientes funciones dentro de una oración:

  • Adyacente: El adjetivo cumple la función de adyacente cuando complementa al nombre directamente, sin la presencia de otro elemento de la oración. Concuerda con el sustantivo en género y número.  Ej: La niña guapa es mi hermana.
  • Atributo: El adjetivo cumple la función de atributo cuando complementa al nombre a través de un verbo copulativo (ser, estar, parecer). Concuerda con el sustantivo en género y número y con el verbo en número y persona. Ej: La niña es guapa.
  • Complemento predicativo: El adjetivo cumple la función de complemento predicativo cuando complementa al nombre a través de un verbo no copulativo. Concuerda con el sustantivo en género y número y con el verbo en número y persona. Ej: La niña se puso guapa.

 EL GRADO

Los adjetivos expresan cualidades de los nombres con una intensidad variable. Es lo que llamamos grado del adjetivo. Por ejemplo: Es una chica inteligente / muy inteligente. Es la chica más inteligente del colegio.

Existen tres grados del adjetivo: positivo, comparativo y superlativo que veremos a continuación.

Grado positivo

Un adjetivo está en grado positivo cuando expresa una cualidad sin dar idea de intensidad. En la mayor parte de los casos el adjetivo se utiliza en grado positivo porque no se establecen intensidades ni comparaciones. Así que presta atención porque la mayoría de los que te encuentres estarán en grado positivo. Ejemplo: Vicente es ágil y Pedro está fuerte.

Grado comparativo

Un adjetivo está en grado comparativo cuando expresa una cualidad indicando una variación o comparación en cuanto a la intensidad con que relaciona dos términos entre sí. Ejemplo: Vicente es menos ágil que Carlos.

  • Si la cualidad de un término es inferior a la del otro, utilizamos un grado comparativo de inferioridad, mediante las palabras menos… que. Ejemplo: Pedro es menos alto que Juan.
  • Si la cualidad de un término es igual a la del otro, utilizamos el grado comparativo de igualdad, mediante las palabras igual… que, tan… como. Ejemplo: Pedro es tan alto como Juan.
  • Si la cualidad de un término es superior a la del otro, utilizamos el grado comparativo de superioridad, mediante las palabras más… que. Ejemplo: Pedro es más alto que Juan.

Grado superlativo

Un adjetivo está en grado superlativo cuando expresa una cualidad del nombre en su grado máximo. Ejemplo: Juan es muy simpático. Juan es simpatiquísimo.

También se forma anteponiendo al adjetivo prefijos como super– (superinteligente), requete– (requetebueno), ultra– (ultrarrápido), extra– (extraabsorbente).

  • Cuando expresamos una cualidad en su grado más elevado estamos utilizando el grado superlativo absoluto. Ejemplo: Pedro es rapidísimo. Pedro es muy rápido.
  • Si utilizamos el grado superlativo de un adjetivo haciendo referencia a otros nombres, es decir, comparándolo con otros, estamos usando el grado superlativo relativo. Ejemplo: Pedro es el más rápido de la clase.

EN TORNO AL ADJETIVO.

Cambios de categoría

            A menudo el adjetivo procede de un sustantivo o de un verbo de tal forma que nos basta conocer el sustantivo y podremos adivinar fácilmente el adjetivo. Así por ejemplo del sustantivo felicidad podemos derivar el adjetivo feliz

            En otros casos nos bastará conocer el verbo para utilizar un adjetivo. Por ejemplo si tenemos el verbo aburrir podemos derivar de él el adjetivo aburrido.

Sustantivación del adjetivo.

El adjetivo, por su gran relación con el sustantivo, es una de las partes de la oración que mejor puede ser sustantivada, es decir, pasa a ser un sustantivo, adquiriendo la mismas características que éste. Hay dos tipos de sustantivación:

  • Sustantivación permanente. Se produce cuando se ha perdido la noción de que esa palabra ha sido antes adjetivo. Siempre hay una especialización en el significado. Ocurre frecuentemente con las palabras referidas a personas. (Siguen siendo adjetivos si acompañan a un sustantivo ). Ej: Según dicen los periódicos, el estrecho de Gibraltar es fuente de disputas, porque españoles y británicos son muy orgullosos.
  • Sustantivación ocasional. No existe ninguna especialización en el significado, que dependerá del contexto anterior. El procedimiento más usual es artículo o determinante + adjetivo. Ej: En el patio hay aparcados tres coches; el rojo es mío. En estos casos se produce también una sustantivación neutra (es decir, con el género neutro, siempre en singular ) que plantea graves problemas en español. Ej:   Lo malo del asunto es que no me he enterado de nada.

Adverbialización.

Otras veces, el adjetivo modifica al verbo y desempeña la función del adverbio. Hablamos en este caso de adverbialización. Ejemplo: “Lo dijo claro” en lugar de “lo dijo claramente

Irregularidades

Hay adjetivos con formas especiales:

POSITIVO COMPARATIVO SUPERLATIVO
Bueno

Malo

Grande

Pequeño

Mejor

Peor

Mayor

Menor

Óptimo

Pésimo

Máximo

Mínimo

Adjetivos que se apocopan

  • Algunos adjetivos, cuando preceden al sustantivo y van en masculino singular, se apocopan, es decir, pierden una o más letras al final de la palabra: Bueno* buen día, Malo* mal tiempo
  • También sufre apócope la forma gran, tanto en masculino como en femenino: gran acontecimiento, gran obra.

La posición del adjetivo.

  • Los adjetivos normalmente van detrás de los sustantivos a los que complementan: palomas blancas.
  • También pueden precederlos. Esta posición suele aportar un matiz poético o expresivo: blancas palomas.
  • Otras veces, la distinta posición del adjetivo respecto al sustantivo supone un cambio de significado: un hombre pobre/ Un pobre hombre.

Procedente de www.hiru.com Distribuido mediante licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA

 

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí