Constituyentes de la oración,  Lengua,  Morfología,  Oración simple,  Sintaxis

La oración.

LA ORACIÓN

LA SINTAXIS

Aunque en ocasiones una sola palabra puede bastar para entendernos, normalmente un mensaje necesita varias. La Sintaxis es la parte de la Gramática que estudia las reglas que siguen las agrupaciones de palabras que usamos para comunicarnos. Por las reglas sintácticas sabemos que la siguiente frase es correcta:

El sol salió por la mañana.

Y la siguiente no:

* El sol salieron la mañana.

Las relaciones entre las palabras pueden establecerse de varias maneras:

  • Por medio de la concordancia. Esto es lo que hace que el verbo salieron esté mal usado, porque debe concordar con su sujeto (el sol) y no lo hace.
  • Por medio de elementos de enlace (preposiciones, conjunciones). Como el sintagma la mañana no lleva la preposición por en la frase incorrecta, no es posible establecer la relación con el verbo, que se restablece añadiendo la preposición.
  • Mediante el orden de las palabras: Algunos pronombres se anteponen al verbo (se defendió de las acusaciones, y no defendió de las acusaciones se) y determinados constituyentes tienen posiciones fijas, aunque el español es muy flexible con el orden de las palabras (Atrevido me parece el chico).

EL ENUNCIADO

Un enunciado es un grupo de palabras que tiene un sentido completo. Los enunciados van delimitados por pausas.

En el siguiente texto hay seis enunciados:

Las nubes oscuras ocultan el sol. El viento menea las hojas de los árboles. Levanta nubes de polvo. Se resguarda la gente. Poco después, llueve. ¡Qué tristeza!

CLASES DE ENUNCIADOS

La mayoría de los enunciados llevan un verbo (ocultan, menea, resguarda, llueve). Estos enunciados se llaman oraciones.

Unos pocos enunciados carecen de verbo: ¡Qué tristeza! Se les denomina frases o enunciados no oracionales.

LA ORACIÓN

Las oraciones son enunciados con un verbo. Tienen dos componentes principales: el Sujeto y el Predicado.

  • Las nubes oscuras (Sujeto) ocultan el sol (Predicado).
  • Se resguarda (Predicado) la gente (Sujeto).

LA CONCORDANCIA

El verbo de la oración establece una relación de concordancia con el Sujeto. El verbo tiene que estar en la misma persona y número que el Sujeto. Por eso, el siguiente análisis es correcto:

Las nubes oscuras (Sujeto, 3ª persona, plural) ocultan (Verbo, 3ª persona, plural) el sol.

Y el siguiente es incorrecto:

Las nubes oscuras ocultan (Verbo, 3ª persona, plural) *el sol (Sujeto, 3ª persona, singular).

SUJETO OMITIDO

Algunas veces el Sujeto está omitido. Esto es posible cuando resulta conocido, porque se ha mencionado antes, quizás en la oración anterior:

El viento (Sujeto) menea las hojas de los árboles (Predicado).

(Sujeto omitido: El viento) Levanta nubes de polvo (Predicado).

ORACIONES IMPERSONALES

Un caso diferente es el de las oraciones que no llevan Sujeto. Estas van en 3ª persona del singular.

Poco después, llueve (Predicado).

EL SINTAGMA NOMINAL SUJETO

Frecuentemente, el sujeto tiene la forma de un Sintagma Nominal (SN):

Las nubes oscuras.

La gente.

ESTRUCTURA DEL SINTAGMA NOMINAL

Un  sintagma  nominal  tiene  como  núcleo  un  sustantivo  (nubes,  gente).  Además  suele  llevar Determinantes  (Adjetivos  determinativos),  que  generalmente  le  anteceden,  y  Modificadores  o Complementos, casi siempre detrás.

Los determinantes son los artículos, demostrativos, posesivos, numerales, indefinidos, interrogativos y exclamativos. Los modificadores o complementos pueden ser sintagmas nominales, adjetivales, preposicionales u oraciones:

Las (Art — Det) nubes (N) oscuras (SAdj — Mod).

Las (Art — Det) hojas (N) de los árboles (SPrep — Mod).

EL SINTAGMA NOMINAL COMO COMPLEMENTO

Los sintagmas nominales desempeñan otras funciones en la oración, como la de complemento. En el siguiente ejemplo aparece un SN como sujeto y otro como complemento:

El viento (SN — Suj) menea (V) las hojas de los árboles (SN — Comp).

EL PREDICADO

El Predicado tiene la forma de un sintagma verbal, es decir, de un verbo que constituye su núcleo y, tal vez, sus complementos:

Llueve (SV — Verbo).

Levanta nubes de polvo (SV → Verbo + Comp).

TIPOS DE PREDICADOS

  • El Predicado Nominal (PN) está constituido por un verbo copulativo (ser, estar, parecer) y un atributo:

Ese jugador (Sujeto) es muy alto (PN → Verbo + Atributo).

Además del atributo, el predicado nominal puede llevar otros complementos. Las oraciones de predicado nominal se llaman atributivas.

  • El núcleo del Predicado Verbal (PV) es un verbo de acción o proceso (salir, ocurrir, tener…) que puede llevar varios tipos de complementos.

Las oraciones de predicado verbal se llaman predicativas:

Las nubes oscuras (Sujeto) ocultan el sol (PV → Verbo + Complemento).

Le gusta (PV → Complemento + Verbo) la música (Sujeto).

EL PREDICADO NOMINAL. EL ATRIBUTO

Los verbos copulativos (ser, estar, parecer) llevan siempre un complemento al que se denomina atributo. El atributo puede tener las siguientes formas:

  • Un sintagma adjetivo (SAdj): La noche fue muy calurosa.
  • Un sintagma nominal (SN): Mis tíos eran los propietarios.
  • Un sintagma preposicional (SPrep): La tarta será de chocolate.

El predicado nominal puede presentar otros tipos de complementos, como los complementos circunstanciales (CC):

La noche era muy calurosa en Barcelona (CC de Lugar).

RECONOCIMIENTO DEL ATRIBUTO

El atributo puede sustituirse por el pronombre lo, sin distinción de género ni número. Lo se antepone siempre al verbo. En los ejemplos anteriores la sustitución opera así:

La noche lo (=muy calurosa) era.

Mis tíos lo (=los propietarios) eran.

La tarta lo (=de chocolate) será.

EL COMPLEMENTO PREDICATIVO

Los predicados verbales pueden presentar a veces un complemento con el mismo significado y forma que el atributo. Se trata de un SAdj que establece concordancia con el sujeto o con el complemento directo de la oración.

Su hija nació muy débil (CPred) tras un parto difícil.

RECONOCIMIENTO DEL COMPLEMENTO PREDICATIVO

  • A diferencia del atributo, el CPred puede omitirse (Su hija nació tras un parto difícil), pero no sustituirse por lo.
  • Hay que tener cuidado de no confundir el CPred con un CC de Modo, pues su significado es muy similar.
  • Los CC de Modo no establecen concordancia alguna con ningún otro constituyente de la oración: Sus hijos han vivido siempre muy alegremente (CC de Modo).

EL PREDICADO VERBAL. LOS COMPLEMENTOS DEL VERBO

Los verbos que designan procesos o estados son el núcleo de las oraciones predicativas o de predicado verbal.

  • Algunos de estos verbos pueden formar predicados verbales por sí solos (Salió); son los verbos intransitivos.
  • Los verbos transitivos llevan forzosamente un complemento directo (Leía un libro).

Los complementos del verbo son los siguientes:

  • El complemento directo (CD), que puede sustituirse por lo(s), la(s): El chico tenía una pelota (=la tenía).
  • El complemento indirecto (CI), que se sustituye por le(s): El chico confesó a su madre (CI) su mala acción (=Le (CI) confesó su mala acción).
  • El complemento de régimen o preposicional (CR), que se sustituye por él, ella, ello: Se avergonzó de su tía (= de ella) (CR).
  • Los complementos circunstanciales, que son opcionales y pueden presentarse en número variable. Como se trata de complementos opcionales, pueden suprimirse sin dejar rastro: El vecino trabajó durante diez años (CC de Tiempo) en Alicante (CC de Lugar).

EL COMPLEMENTO DIRECTO Y EL COMPLEMENTO AGENTE

EL COMPLEMENTO DIRECTO

Algunos verbos predicativos (tener, saber, querer, resolver…) llevan un complemento obligatorio que recibe el nombre de Complemento Directo (CD) y tiene la forma de un SN o de un SPrep con la preposición a:

Esa chica (Sujeto) resolvió el problema (PV → V + CD)

Ese chico (Sujeto) quiere a su abuela (PV → V + CD).

RECONOCIMIENTO DEL CD

Podemos reconocer al CD haciendo las siguientes pruebas:

  • Sustituyéndolo por el pronombre de 3ª persona lo(s) / la(s), según cual sea el género y el número del CD: resolvió el problema → lo resolvió; quiere a su abuela → la quiere.
  • Poniendo el verbo en voz pasiva con ser. El CD pasa a Sujeto y el Sujeto a Complemento Agente (CAg):

Esa chica (Sujeto) resolvió el problema (PV → V + CD)

El problema (Sujeto) fue resuelto por esa chica (PV → Verbo pasivo + CAg)

EL COMPLEMENTO AGENTE

Como hemos visto, el Complemento Agente aparece en las oraciones pasivas con el verbo ser. Designa al agente de la acción verbal y tiene la forma de un SPrep con la preposición por.

EL COMPLEMENTO INDIRECTO

Tiene la forma de un SPrep con la preposición a y varios significados:

  • Con verbos transitivos designa al destinatario de la acción: Ha regalado flores (CD) a su novia (CI).
  • El mismo significado tiene con verbos que llevan complemento de régimen (ver página siguiente): Habla a todo el mundo (CI) de sus proyectos (CR).
  • Con algunos verbos intransitivos designa al experimentante: Me (CI) asustan los ruidos fuertes (Sujeto).

RECONOCIMIENTO DEL CI

Para reconocerlo, se sustituye por el pronombre le(s), cualquiera que sea su género:

Confesó a su madre el extravío (Le confesó el extravío).

Confesó a su padre el extravío (Le confesó el extravío).

EL COMPLEMENTO DE RÉGIMEN O PREPOSICIONAL

De forma similar a los verbos transitivos, muchos verbos construyen sus predicados verbales con un complemento obligatorio que lleva preposición. La preposición puede variar, pues depende del verbo. Observa los siguientes ejemplos:

Se queja de su mala suerte.

Intervino en la discusión.

Contaba con tu ayuda.

El complemento de estos verbos (quejarse, intervenir, contar) recibe el nombre de complemento de régimen (CR) o complemento preposicional y tiene siempre la forma de un SPrep.

RECONOCIMIENTO DEL CR.

Como el complemento directo, no puede omitirse, pero sí ser sustituido por un pronombre. En su lugar aparecen entonces los pronombres él; (ellos), ella(s), ello.

Se reía de su suerte (CR = de ella).

 LOS COMPLEMENTOS CIRCUNSTANCIALES

Los predicados nominales y verbales utilizan una serie de complementos para expresar las circunstancias en que se desarrolla la acción verbal. Sus características son las siguientes:

  • Tienen la forma de un SPrep, un SAdv o un SN:

Mi tío ha venido desde Valencia (SPrep).

Ahora (SAdv) no es el momento.

El chico corre todos los días (SN).

 

  • Como no son obligatorios, pueden omitirse sin dejar rastro:

Mi tío ha venido.

No es el momento.

El chico corre.

CLASIFICACIÓN DE LOS COMPLEMENTOS CIRCUNSTANCIALES

Los complementos circunstanciales se clasifican según la circunstancia que expresan:

  • Lugar:                                    Toda la gente pasa por aquí.
  • Tiempo:                         Muchos volverán por la noche.
  • Modo:                                    Los niños se comportaron admirablemente.
  • Cantidad:                         Debería cuidarse más.
  • Instrumento:                         Cortó el pan con el cuchillo.
  • Causa:                                    El concierto se aplazó por la lluvia.
  • Finalidad:                         Lo dicen a voces para una mejor comprensión.
  • Compañía:                         La mujer vino con su hermano.
  • Afirmación, Negación o Duda: Quizás sea mejor así.

EL ANÁLISIS SINTÁCTICO

Para realizar el análisis sintáctico se procede en el siguiente orden:

  1. Identificar el Sujeto y el Predicado, usando como criterio la concordancia del verbo con el sujeto.
  2. Establecer el tipo de predicado: nominal o verbal.
  3. Si el predicado es nominal (verbos ser, estar, parecer):
    • Identificar el atributo usando como criterio la sustitución por lo.
  4. Si el predicado es verbal:
    • Identificar el complemento directo (si lo hay) usando como criterio la sustitución por lo(s), la(s) o la conversión de la oración en pasiva.
    • Identificar el complemento de régimen (si lo hay).
    • Identificar el complemento predicativo (si lo hay).
  5. Tanto si el predicado es nominal como verbal:
    • Identificar el complemento indirecto (si lo hay) mediante su sustitución por le(s), sin distinción de género.
    • Reconocer, delimitar y clasificar los complementos circunstanciales que pueda haber.

EL SUJETO NO ES ¿QUIÉN?

Quizás tengas la costumbre de averiguar el sujeto preguntándole al verbo ¿quién?. Sin embargo, si haces esto, la respuesta que obtienes es el actor y no necesariamente el sujeto. Observa los siguientes ejemplos:

El médico le diagnosticó la enfermedad.

Se le diagnosticó la enfermedad.

La enfermedad llegó a todas partes.

  • En la primera de ellas, el sujeto es el actor. Si preguntamos ¿quién? al verbo, la respuesta es el médico, que es el sujeto de la oración.
  • En la segunda no se menciona al actor. Si preguntamos ¿quién? al verbo, no obtenemos respuesta alguna. Por lo tanto, no habría sujeto. Sin embargo, el sujeto es la enfermedad, que respondería a la pregunta ¿qué?
  • En la tercera no hay actor. Sin embargo, el sujeto es, de nuevo, la enfermedad.

Es decir, el sujeto muchas veces no es el actor y no responde a la pregunta ¿quién?

Sin embargo, la concordancia es un criterio seguro. Si, en todas estas oraciones, ponemos el sujeto en plural, el verbo cambiará a plural. Esto es una prueba segura. El verbo concuerda siempre con el sujeto en número y persona:

Los médicos le diagnosticaron la enfermedad.

Se le diagnosticaron las enfermedades.

Las enfermedades llegaron a todas partes.

 

Procedente de http://bit.ly/2TTbMMY y http://bit.ly/LTTVBN distribuido bajo licencia CC

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí