Lengua

La descripción

La descripción.

La descripción es la enumeración de las características de un determinado objeto (personaje, lugar, acción, etc.). Este tipo de texto suele aparecer entremezclado en un texto narrativo en el caso de la literatura. También aparece vinculada a textos expositivos en caso de las descripciones de tipo científico. La descripción es una modalidad discursiva (es decir, un modo de elocución). Muchas veces se ha dicho que la descripción es una pintura con palabras.

Características lingüísticas de la descripción

Al estudiar las características lingüísticas de un texto descriptivo, debemos distinguir entre una descripción objetiva y una descripción subjetiva.

Características lingüísticas de una descripción objetiva

  • Utiliza un tipo de léxico técnico, carente de todo sentimiento personal.
  • Los adjetivos empleados son explicativos (sin ornamentos).
  • El lenguaje es denotativo.
  • El presente atemporal es el tiempo verbal más utilizado.
  • Los conectores son muy empleados, para conseguir poner de manifiesto un contenido claro y ordenado.
  • Se utiliza la 3a persona verbal.
  • La mayoría de las oraciones son coordinadas o yuxtapuestas.
  • Predomina la función referencial.
  • Este tipo de descripciones suele aparece en textos científicos (aunque los textos literarios no están exentos de ellas).

Características lingüísticas de las descripciones subjetivas

  • Es muy frecuente la utilización de enumeraciones, bien por medio de sustantivos o adjetivos.
  • Los adjetivos empleados son valorativos. También es frecuente encontrar sufijos apreciativos (diminutivos, aumentativos y despectivos).
  • El tiempo verbal dominante es el pretérito imperfecto de indicativo. A veces, también se utiliza el presente.
  • Las oraciones más empleadas son las copulativas.
  • El autor utiliza figuras literarias como las metáforas o comparaciones y otras figuras literarias. Por eso predomina la función poética.

Este tipo de descripciones subjetivas predomina en la literatura. El retrato es la descripción literaria por excelencia. Existen varios tipos de retratos literarios:

  • Autorretrato: retrato de uno mismo.
  • Retrato caricaturesco: el retrato exagera los rasgos del personaje (como si se tratara de una caricatura). En esta deformación pre- domina la hipérbole.
  • Etopeya: refleja las características morales del individuo.

Orden en un texto descriptivo

Todos los datos de un texto descriptivo dan lugar a una determinada estructura, según como sea su ordenación.

  • Estructura lineal: este orden sigue el esquema del retrato medieval. El escritor se atenía a este orden: cabellos, frente, cejas, ojos, mejillas, nariz, boca, dientes, barbilla, cuello, nuca, espalda, brazos, manos, pecho, talle, vientre, piernas y pies.
  • Estructura recurrente: a lo largo de toda la descripción aparecen los mismos datos para insistir en un aspecto determinado.
  • Estructura circular: la descripción empieza y termina con los mismos elementos.
  • Estructura temporal: se sigue un orden cronológico en la descripción. Es frecuente en la descripción de procesos científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.