Literatura,  Poesía

Juan Ramón Jiménez. Vino primero, pura

Este es el poema clásico en el que JRJ analiza su trayectoria poética, a través de una alegoría que identifica esta con las tres etapas de la vida de una mujer: infancia, adolescencia y madurez.

Su poesía comienza con la ingenuidad de una niña (poesía pura) que poco a poco se va poniendo ropajes cada vez más sofisticados (modernismo) para iniciar luego un proceso que la llevará a la desnudez (poesía desnuda).

Hay que destacar también las valoraciones que el propio poeta hace de su poesía y cómo va pasando del amor juvenil al odio y a la ira para convertirse finalmente en la pasión de su vida.

Vino, primero, pura

Vino, primero, pura,
vestida de inocencia;
y la amé como un niño.

Luego se fue vistiendo
de no sé qué ropajes;
y la fui odiando, sin saberlo.

Llegó a ser una reina,
fastuosa de tesoros…
¡Qué iracundia de yel y sin sentido!

…Más se fue desnudando.
Y yo le sonreía.

Se quedó con la túnica
de su inocencia antigua.
Creí de nuevo en ella.

Y se quitó la túnica,
y apareció desnuda toda…
¡Oh pasión de mi vida, poesía
desnuda, mía para siempre!

Juan Ramón Jiménez, Eternidades, 1916

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.