Y más cosas

Género y número.

Este documento inicia al alumnado en los conceptos de género y número pero dejando claro que no hay que equivocar género y sexo.
GÉNERO de los sustantivos

No debemos confundir el género y el sexo. El género es un rasgo gramatical. Así, decimos el lápiz o la goma. Algunas veces el género es inherente al sustantivo (no depende de la terminación). Sabemos el género por el adjetivo o el determinativo que concuerdan con el sustantivo: la escased / el césped. Otras veces, el género depende de la terminación:

  • Sustantivos terminados en -a /-o: silla / armario. Sin embargo, esto no es una regla. Observa: la mano / el mapa.
  • Existen terminaciones especiales para marcar el femenino: -esa, -isa, -ina, -triz.
  • A veces, el género (y el sexo) de los sustantivos se señala utilizando palabras diferentes: hombre-mujer, toro-vaca…
  • Algunos sustantivos cambian de significado cuando cambia el género: el/la editorial, el/la frente… Son sustantivos homónimos.
  • Algunos sustantivos pueden ser masculinos o femeninos sin variar su terminación: estudiante, periodista… Son sustantivos comunes en cuanto al género.
  • Otros sustantivos son ambiguos, esto significa que se pueden utilizar como masculinos o como femeninos según se prefiera: el/la mar.
  • Los sustantivos epicenos tienen siempre el mismo género aunque cambie el sexo de aquello que designamos: la hormiga macho o el gorila hembra.

NÚMERO de los sustantivos

Como norma general, el plural se forma añadiendo –s para los sustantivos acabados en vocal, o –es, para aquellos que terminan en consonante. El singular no tiene ningún rasgo especial. Pero podemos reseñar algunos casos especiales. Al cambiar el número de una palabra hay que volver a situar el acento y la tilde. Así: árbol > árboles / delfín > delfines

  • Sustantivos acabados en -á, -é, -ó .forman el plural añadiendo -s: sofás
  • Sustantivos acabados en –í, -ú forman el plural añadiendo -s o –es: esquí o esquíes.
  • Algunos sustantivos como: tics o cómics forman el plural añadiendo –s (observa que cómic mantiene excepcionalmente la tilde).
  • Algunas palabras solo se utilizan en singular o en plural: tesis, sed, nupcias…
  • Otras palabras pueden utilizarse indistintamente en singular o en plural: tijera-tijeras, paz-paces.

1– Clasifica estas palabras en un cuadro según su género e indica cual es el género opuesto: padre, amigo, gato, juez, dentista, periodista, mano, lápiz.

2– Cambia el género los sustantivos del texto del final del documento. Indica de qué caso se trata.

3– Clasifica estas palabras en un cuadro según su número y luego modifícalo: cómic,  gafas, tambor, pijama, pantalones, tijeras, león, mosquito, canguro, flores.

4– Cambia el número los sustantivos del texto Alekandr Nikoalevich y observa los cambios que se producen.

5– Continúa el cuento. Después, puedes leerlo completo en

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/afanasi/basilisa.htm

 

En un reino vivía una vez un comerciante con su mujer y su única hija, llamada Basilisa la Hermosa. Al cumplir la niña los ocho años se puso enferma su madre, y presintiendo su próxima muerte llamó a Basilisa, le dio una muñeca y le dijo:

—Escúchame, hijita mía, y acuérdate bien de mis últimas palabras. Yo me muero y con mi bendición te dejo esta muñeca; guárdala siempre con cuidado, sin mostrarla a nadie, y cuando te suceda alguna desdicha, pídele consejo.

El comerciante, al quedarse viudo, se entristeció mucho; pero pasó tiempo, se fue consolando y decidió volver a casarse. Era un hombre bueno y muchas mujeres lo deseaban por marido; pero entre todas eligió una viuda que tenía dos hijas de la edad de Basilisa y que en toda la comarca tenía fama de ser buena madre y ama de casa ejemplar.

Cuento folclórico ruso.
Alekandr Nikoalevich Afanasiev

Es un grupo de trabajo de profesores de la enseñanza pública que está elaborando materiales curriculares gratuitos. Más materiales en este enlace https://www.apuntesmareaverde.org.es/