Literatura,  Poesía,  Socios

Garcilaso. ¡Oh dulces prendas…

Isabel Freyre, a la que se dedica este poema, murió en 1533; este soneto, probablemente escrito dos años después, está motivado por el hallazgo de algún recuerdo (prenda) de su amada . . .

Contenido restringido
Este contenido está restringido a suscriptores pero ES GRATIS. Pulsa AQUÍ para hacerte suscriptor
Si ya eres suscriptor Valídate

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí