Literatura,  Poesía,  Socios

Francisco de Aldana. El ímpetu crüel de mi destino.

En este soneto, Aldana anhela la muerte. Ya no estamos en el renacimiento, el mundo se empieza a convertir en algo desagradable y enemigo y la muerte se presenta como liberadora, sobre todo si ello supone encontrarse con algún querido amigo . . .

Contenido restringido
Este contenido está restringido a suscriptores pero ES GRATIS. Pulsa AQUÍ para hacerte suscriptor
Si ya eres suscriptor Valídate

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí