Y más cosas

Fábula de Polifemo y Galatea. Fragmento. Góngora

En estos primeros versos de la Fábula de Polifemo y Galatea, asistimos a una descripción de la cueva y sus alrededores pero de una forma tan original y trabajada que cuesta trabajo identificarla. Hay que destacar el vocabulario colorista y las sugerentes metáforas y comparaciones. 

Donde espumoso el mar siciliano
El pie argenta de plata al Lilibeo[1],
Bóveda o de las fraguas de Vulcano
O tumba de los huesos de Tifeo[2],
Pálidas señas cenizoso un llano,
Cuando no del sacrílego deseo,
Del duro oficio da. Allí una alta roca
Mordaza es a una gruta de su boca.
Guarnición tosca de este escollo duro
Troncos robustos son, a cuya greña
Menos luz debe, menos aire puro
La caverna profunda, que a la peña;
Caliginoso lecho, el seno obscuro
Ser de la negra noche nos lo enseña
Infame turba de nocturnas aves,
Gimiendo tristes y volando graves.
De este, pues, formidable de la tierra
Bostezo, el melancólico vacío
A Polifemo, horror de aquella sierra,
Bárbara choza es, albergue umbrío

 

Luis de Góngora: Fábula de Polifemo y Galatea, Castalia

 

 

[1] Monte siciliano

[2] Gigante mitológico que intentó asaltar el cielo y derrocar a Zeus.

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.