Literatura,  Y más cosas

De las propiedades de las dueñas chicas

Este es uno de los pasajes más conocidos del Libro de Buen Amor. En él se parte de un tono aparentemente serio que se torna jocoso en los versos finales. Útil, sin duda, para explicar la ironía . . .

Contenido restringido
Este contenido está restringido a suscriptores pero ES GRATIS. Pulsa AQUÍ para hacerte suscriptor
Si ya eres suscriptor Valídate

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí