Y más cosas

Ayer te besé en los labios. Salinas

Este poema pertenece a La voz a ti debida (1933) y podemos considerar que se inicia aquí la poesía amorosa de Salinas. A partir de un hecho puntual, un beso, el autor rompe con el tiempo e interioriza el instante en que sucedió hasta superar el beso en sí para ir más lejos (“ya no es una carne o una boca lo que beso”). Destacar la casi total ausencia de imágenes y el uso del verso libre desprovisto casi en su totalidad  de rima si exceptuamos ocasionales asonacias).

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más.
El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada
ya, para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.

Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no
— ¿adónde se me ha escapado?—.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.

 

Aventura poética. Edición de David L. Stixrude. Ed. Cátedra (Col. Letras hispánicas, nº 135)

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.