Literatura,  Y más cosas

Amantes

Como estatuas de lluvia con los nervios azules.
Secretos en sus leyes de llaves que abren túneles.
Sucios de fuego y de cansancio reyes.
Cada uno en el otro congelados.
De noche tiernas en atroz gimnasio.
Viven actos de baile horizontal.
No caminan de noche ya no más.
Se rigen de deseo y no se hablan.
Y no se escriben cartas nadan dicen.
Juntos se alejan y huyen juntos juntos.
Ojos y pies de cuerpos negros llagan.
Fosforecentes olas animales.
Se ponen a dormir y ya no más.
Y me voy porque estoy bastante triste
a besar muralla. Desde entonces
hay un color demasiado cansado.
Yo lloro a solas convencido.
Mientras constantemente debo todo
a una caricia de seda veloz.

Víctor Villoria

Profesor en la Consejería de Educación de Canarias. Actualmente en la Sección Internacional Española de Centro Internacional de Valbonne-Niza Pulsa aquí para saber más de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.