Localiza los artículos de este fragmento.

Esa era fantasía hombre enfermo. Aun así trató de analizar sonido. Era sonoro como trueno, maduro como una campana de oro, tenue y delicado como tañido de una tensa cuerda de plata: no, no era nada de eso, ni una mezcla de eso. No había palabras ni símiles en su vocabulario ni en su experiencia con cuales describir totalidad de ese sonido.
Jack London. Rojo.