Yo me adamé una amiga. Romancero

Un retazo de la breve y frustrada historia de amor a través de un pequeño texto en primera persona con un fragmento dialogado y otro narrativo.

 

Yo me adamé una amiga

dentro de mi corazón,

Catalina había por nombre,

no la puedo olvidar, no.

Rogóme que la llevase

a las tierras de Aragón.

-Catalina, sois muchacha,

no podréis caminar, no.

-Tanto andaré, el caballero,

tanto andaré como vos;

si lo dejáis por dineros,

llevaré para los dos:

ducados para Castilla,

florines para Aragón.

Ellos en aquesto estando,

la justicia que llegó.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.