El punto y coma
  • Para dividir las diversas oraciones de una cláusula más o menos larga, que ya lleven una o más comas.
  • En cláusulas de alguna extensión, antes de las conjunciones adversativas. Si son breves se pone coma.
  • Cuando a una oración sigue, precedida de conjunción, otra que no tiene perfecto enlace con la anterior.
  • Entre frases que indican un hecho y su consecuencia.
  • En la correspondencia comercial, para separar cantidades.