Uso de los puntos suspensivos

Los puntos suspensivos (…)
  • Cuando existe contraste entre dos períodos y queremos producir un efecto de ironía, separamos los dos por medio de los puntos suspensivos.
  • Después de puntos suspensivos se escribe con mayúscula si comienza frase.
  • Se usan puntos suspensivos cuando se quiere interrumpir un período, por creer innecesaria su continuación. Equivale entonces a etcétera, y así sucesivamente y otras.
  • También se utilizan cuando se realizan citas incompletas.
  • Se usan los puntos suspensivos, si en una cláusula se necesita pararse un poco, expresando temor o duda, o para sorprender al lector con lo inesperado de la salida.
  • Se emplean los puntos suspensivos para provocar -como efecto de estilo- una suspensión de ánimo en el lector.
  • Se señala con ellos que el hablante se interrumpe, o que habla intermitentemente, o que es interrumpido por su interlocutor.
  • Detrás de los puntos suspensivos puede aparecer otro signo de puntuación distinto, pero nunca el punto.
  • Tras los puntos suspensivos no se escribe nunca punto. Sin embargo, sí pueden colocarse otros signos de puntuación, como la coma, el punto y coma y los dos puntos.
  • Los signos de interrogación o exclamación se escriben delante o detrás de los puntos suspensivos, dependiendo de que el enunciado que encierran esté completo o incompleto.
  • Tanto la coma, el punto y coma y los dos puntos como los signos de interrogación y exclamación se escribirán inmediatamente, sin un espacio que los separe de los puntos suspensivos.

Opina

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE