Uso de la lengua: cómo se redacta un texto argumentativo

La elaboración de textos argumentativos es uno de los objetivos de bachillerato. En esta entrada damos algunas pautas.

En primer lugar hay que repasar las características de un texto argumentativo. Para ello se debe consultar el libro de 1º Bachillerato.

Algunos “trucos” para redactar un texto argumentativo son los siguientes:

  • Comienza presentando el tema del que vas a hablar. Incluso puedes considerar por qué ese tema merece nuestra atención y la del receptor.
  • Empezar exponiendo la tesis (recordemos lo que es la tesis: es la opinión general sobre la que vamos a debatir.) Por ello, debemos expresar una idea general (nunca particular). Recuerda que también es posible que la tesis aparezca al final del texto (tendrá una estructura inductiva).
  • Exponer varios puntos de vista, en varios párrafos; esto quiere decir, que plantearemos ideas contrapuestas. Al menos, debe haber dos ideas contrapuestas, en un párrafo cada una. Esto no quiere decir que solamente vayamos a utilizar dos marcadores textuales. Recuerda que una misma idea puede expresarse utilizando varias frases. Puedes poner ejemplos, aludir al argumento de autoridad… Puedes escribir un borrador donde separes en dos columnas los argumentos a favor y en contra de tu tesis.
  • Para exponer estos puntos de vista conviene que tengas como modelo una determinada estructura. Los marcadores textuales que has estudiado, te permitirán abordar esta tarea. Te ofrecemos varias posibilidades:
Modelo IModelo IIModelo IIIModelo IV
  • Unos consideran…; sin embargo, otros…
  • Bien es verdad que…, pero no podemos olvidar que…
  • Por un lado…, aunque por otro…
  • Además…
  • Conviene subrayar…
  • En primer lugar…
  • En segundo lugar…
  • Por último…
  • Primeramente…
  • También…
  • Por el contrario…
  • En conclusión…

También podemos utilizar otros marcadores textuales. Si queremos dar continuidad al texto, progresando en la información que planteamos, utilizaremos: a continuación, seguidamente, así pues… Otro ejemplo: Si queremos contraponer ideas, utilizaremos: no obstante, sin embargo, por el contrario, en cambio, ahora bien… Escribir un texto argumentativo es especialmente difícil si el tema es “poco conflictivo”. Observa el ejemplo sobre una pregunta de la PAU de 2010: Elabore un texto argumentativo sobre la importancia de que los jóvenes participen en la vida pública.

La vida pública es el espacio de convivencia ciudadana en el que tienen lugar las decisiones colectivas que nos afectan a todos: adultos, jóvenes y niños . Los jóvenes, transición entre las otras etapas de la vida aludidas, deben asumir progresivamente responsabilidades en este espacio . Así, son de su incumbencia decisiones que se toman respecto a la organización, por ejemplo del sistema educativo , si bien es cierto que la mayoría de estas decisiones están en manos de adultos, pues son ellos quienes ostentan los puestos de gobierno a nivel local, autonómico o nacional . Por ello , parece esencial establecer mecanismos para la participación ciudadana no solo de los jóvenes, sino de minorías que también forman parte de nuestra sociedad plural. En este sentido, se trata de desarrollar plenamente nuestro papel como ciudadanos y ciudadanas o, en palabras de Aristóteles , de “animal político”.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE