Tres poemas

En este caso añadimos tres poemas a la vez: “Bosque”, “Me he quedado sin pulso y sin aliento” y “Ya nada es ahora”. Los publicó así en función del vídeo que incluyo, en el que el propio autor, con un fondo de imágenes representativas de su vida poética, recita estos tres poemas.

Bosque
Cruzas por el crepúsculo.
El aire
tienes que separarlo casi con las manos
de tan denso, de tan impenetrable.
Andas. No dejan huellas
tus pies. Cientos de árboles
contienen el aliento sobre tu
cabeza. Un pájaro no sabe
que estás allí, y lanza su silbido
largo al otro lado del paisaje.
El mundo cambia de color: es como un eco
del mundo. Eco distante
que tú estremeces, traspasando
las últimas fronteras de la tarde.

 

Ángel González, Áspero mundo, 1956

 

Me he quedado sin pulso y sin aliento…

Me he quedado sin pulso y sin aliento
separado de ti. Cuando respiro,
el aire se me vuelve en un suspiro
y en polvo el corazón de desaliento.

No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo. No te miro.
No te puedo tocar por más que estiro
los brazos como un ciego contra el viento.

Todo estaba detrás de tu figura.
Ausente tú, detrás todo de nada,
borroso yermo en el que desespero.

Ya no tiene paisaje mi amargura.
Prendida de tu ausencia mi mirada,
contra todo me doy, ciego me hiero.

 

Ya nada es ahora

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo
Pero nada ya ahora
-ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa-
podrá evitarlo:
exento, libre,
como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,
creciente en un espacio sin fronteras,
ese amor ya sin mi te amará siempre.

Ángel González, Deixis en fantasma, 1992

Aquí tienen el vídeo del autor recitando sus poemas.

Comentarios

  1. Alejandro Fernández dice

    Muchas gracias por los poemas y los vídeos.
    Feliz Año Nuevo.
    Un saludo.
    Alejandro

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.