Tengo bastante con vivir

No me hace falta más que un poco

de fe, que una mezquina veta

de esperanza, que un resquicio

de caridad, para poder

seguir llamándote

como ahora te llamo: patria impía,

piel aciaga de amor, vida quemada

en cada sueño, palabras repetidas

contra un muro de azar.

                                           Aquí mi sed

se sacia con mi sed. No necesito

nada: tengo bastante con vivir.

 

El papel del coro. 1961

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.