Teatro desde 1939 a la actualidad

Siempre es difícil resumir un género como el teatro y más, como en este caso, en el que no tenemos la perspectiva histórica suficiente. No obstante es un meritorio intento.

Contexto histórico

La Guerra Civil española marcó el desarrollo de la literatura en España, en los años posteriores a ella. El panorama teatral de la posguerra es pobre, ya que muchos autores habían muerto o estaban en el exilio, la censura dominaba y por lo tanto, las presiones ideológicas eran muchas. No solo dominaba la censura; muchas veces los propios autores se doblegaban a las exigencias de la ideología dominante y modificaban sus obras, evitando temas susceptibles de ser criticados o, incluso, eliminados de su obra. Esta situación va evolucionando en los tiempos de la dictadura y cambia a partir de la muerte de Franco. Estudiaremos dicha evolución por décadas.

Teatro de la década de los 40

Se denomina también “teatro de posguerra”. El público demandaba un teatro sin grandes pretensiones y rechazaba las innovaciones formales. Ya antes de la Guerra Civil muchos autores intentaron renovar la escena española sin conseguir su objetivo. El régimen gubernamental utilizó el teatro para transmitir la ideología de los vencedores. Los empresarios teatrales no se arriesgaban y se limitaban a poner en escena las obras que satisfacían las exigencias del público. Entre todas las corrientes, debemos destacar las siguientes:

Teatro comercial

Las obras costumbristas de épocas anteriores, una manera de evitar la censura. Tiene éxito el sainete y otras pequeñas obras cómicas. También son frecuentes las representaciones de dramas históricos o comedias del Siglo de Oro e incluso, traducciones de obras extranjeras, como Pirandello, Tenesse Williams etc.

Obras de nueva creación dramática

  • Teatro del exilio: los autores españoles que estaban en el exilio, incluyeron en sus obras novedades vanguardistas. Destacan Rafael Alberti, Pedro Salinas, Alejandro Casona y Max Aub. Cada uno de estos autores tiene características peculiares.
  • Drama burgués: continúa la comedia burguesa. Son comedias de evasión con grandes dosis de humor. Tienen como objetivo entretener al público y transmiten valores que elogian la virtud (los temas preferidos son el matrimonio, el hogar, la familia…). Los autores más representativos son José María Pemán, Joaquín Calvo-Sotelo, Edgar Neville y Benavente hasta su fallecimiento.
  • Teatro del humor. Los dos grandes autores de esta época son Enrique Jardiel Poncela y Miguel Mihura. Dos escritores incomprendidos en su época, de gran calidad literaria y muy valorados en la actualidad.

Teatro de la década de los 50

Se inició una leve apertura, que permitió algunas novedades impensables hasta el momento. La corriente dominante en esta época es el realismo (al igual que en poesía y novela). Los temas de estas obras teatrales ponen de manifiesto problemas y desigualdades sociales, así como la falta de humanidad que se deriva de ellos.

Tendencias teatrales

Siguen vigentes las tendencias de la década anterior (deseo del pú­blico y censura, aunque menos dura) y por ello muchos autores no lle­gan a estrenar sus obras, incluso, algunos optan por dejar de escri­bir. Destacan autores como Alfonso Sastre (Escuadra hacia la muer­te), Lauro Olmo (La camisa) y sobre todo Antonio Buero Vallejo. Este último militó en el bando republicano y al finalizar la Guerra Civil fue condenada a muerte, aunque la condena le fue conmutada prisión y una vez cumplida la condena escribe lo que se denomina «drama realista”.

Teatro de la década de los 60

En esta década hay un interés creciente por las novedades que provienen del extranjero: El teatro del absurdo, el teatro épico de Bertolt Brecht, el teatro underground… Poco a poco la escena española va cobrando un papel importante. En esta década surgen compañías de teatro independiente que realizan obras de gran calidad, al mismo tiempo que siguen escribiendo autores, de forma individual:

Grupos de teatro independiente:

Son los herederos del teatro universitario, y realizan su actividad fuera de los círculos habituales del teatro comercial. Todos ellos mantienen unas características comunes:

  • La creación de la obra es colectiva.
  • La improvisación juega un papel fundamental.
  • El texto no es lo único y principal de la obra. Se incluye en la obra la danza, la música y se fomenta la expresión corporal a la que se asigna un papel preponderante.
  • Las obras plantean una crítica social (como se ha hecho en otras ocasiones) pero también aparece una nueva forma de crítica, que afecta a otros ámbitos de la vida (como las nuevas formas artísticas).
  • Se busca la participación del espectador, bajando el escenario al patio de butacas.
  • Se abandona el teatro a la italiana, en el cual el patio de butacas está separado del escenario. Aparecen escenarios similares a un cuadrilátero de boxeo, escenas que ocurren en un palco, en el pasillo entre las butacas etc.
  • Los grupos con más éxito son Els joglars, Dagoll Dagom, Tábano, Los goliardos, TEI (Teatro Experimental Independiente), La cuadra.

Autores individuales:

Francisco Nieva y Fernando Arrabal: se trata de autores muy críticos, nada dispuestos a hacer concesiones y, por lo tanto, son incomprendidos a causa de las novedades que introducen en sus obras.

  • Francisco Nieva.

Con su teatro furioso (Pelo de tormenta, Malditas sean Coronada y sus hijas), su contribución al mundo de la literatura es encomiable. Además de escribir obras teatrales, dirige y monta espectáculos del teatro clásico español. Es profesor de la Escuela de Arte Dramático y miembro de la Real Academia Española.

  • Fernando Arrabal

También escribió novela. Con su teatro pánico, provocador y rebelde. Este tipo de teatro conjuga elementos del teatro del absurdo con lo cruel (Pic-Nic, El cementerio de automóviles).

  • Los autores simbolistas

Sus obras se caracterizan por su carácter vanguardista, su pesimismo y el uso de simbología animal (José Ruibal, Luis Riaza, Manuel Martínez Mediero, Luis Matilla)

  • Los herederos de la comedia burguesa

Un teatro de evasión, alejado de la realidad, y que repite esquemas del pasado (Alfonso Paso, Jaime de Armiñán, Jaime Salom, Juan José Alonso Millán).

Teatro a partir de 1975

El panorama del teatro español en los últimos años del siglo XX y principios del XXI mantiene autores consagrados e incluye nuevas obras dramáticas:

  • Se recuperan las obras de dramaturgos españoles como García Lorca o Valle-Inclán.
  • Continúan escribiendo los autores realistas que hemos citado (Antonio Buero Vallejo, Lauro Olmo, Alfonso Sastre), así como los autores simbolistas, vanguardistas (Francisco Nieva y Fernando Arrabal) e incluso los herederos de la comedia burguesa.
  • El teatro independiente no consigue sobrevivir. Las excepciones Els joglars, Dagoll Dagom, Els comediants y Tábano.
  • Teatro neorrealista: empieza a surgir este nuevo teatro, que muchas veces se denomina “teatro de la transición”. Combina los elementos realistas con una leve innovación formal (rompe con la moral tradicional). Estos escritores provienen del mundo del teatro y por ello poseen una gran práctica teatral. El humor está siempre presente en sus obras. Los autores más importantes son los siguientes:
    • Antonio Gala, que alterna el simbolismo con dramas realistas o recreaciones históricas (Anillos para una dama, Samarkanda)
    • José Luis Alonso de Santos cultiva la comedia sobre aspectos de la sociedad actual (Bajarse al moro, La estanquera de Vallecas).
    • Fernando Fernán Gómez alcanza un notable éxito con Las bicicletas son para el verano.
    • José Sanchís Sinisterra, combina teatro tradicional y formas contemporáneas. Reflexiona sobre el propio teatro (¡Ay, Carmela!, Ñaque, o de piojos y actores).

Tendencias de los últimos años

Los últimos años: el panorama que se presenta es variado y cambiante. Resulta difícil establecer clasificaciones, pues es necesaria una perspectiva mayor.

  • Obras clásicas

Centro Dramático Nacional o la Compañía de Teatro Clásico realizan estos montajes, con gran maestría.

  • El teatro comercial

Continúa la tradición de la comedia burguesa.

Aparece un nuevo género de humor: los monólogos de humor.

Se adaptan comedias cinematográficas.

Montajes musicales. España tenía poco tradición en este tipo de obras, pero en la actualidad, el público sí quiere asistir a ellas (Cats, Los Miserables, Sonrisas y Lágrimas, La bella y la bestia, Hoy no me puedo levantar…)

  • Teatro alternativo

Proliferan las salas de teatro innovador y joven. Un teatro valiente que apuesta por la combinación del texto con elementos escénicos innovadores, juegos de luces, efectos de sonido… Aparecen salas del llamado microteatro (obras muy breves y de coste reducido que pretenden acercar el teatro como forma de ocio). A menudo la apuesta empresarial combina el espectáculo con refrescos o algo para picar.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.