Ángel González. Otro tiempo vendrá…

Este poema se estructura en dos partes claramente diferenciadas por la conjunción adversativa “pero” que inicia el undécimo verso. La primera parte, en futuro, presenta una visión deseable que se opone a la segunda y que se caracteriza por un vocabulario connotativamente muy negativo.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE