Dámaso Alonso. Calle del arrabal

Este poema pasa por ser una simple descripción costumbrista de un barrio popular, pero destaca por las continuas impresiones sensitivas que transmite: sonidos, imágenes, olores; y por la vitalidad y el movimiento que se palpan a través de las acciones descritas.

Dámaso Alonso. Madrigal de las once.

En este caso el poema describe un ambiente campesino en el que se han suprimido todas las alusiones al yo poético del autor. Hay que destacar algunos aspectos del poema: la correspondencia entre la sencillez formal y temática; la identificación entre las campanadas y el collar roto de la torre…

Dámaso Alonso. Los contadores de estrellas

En este poema mezcla la sencillez de su juventud con la frustración y el desencanto que van a aparecer luego a lo largo de su obra; el idealismo del poema se plasma en esa intención de contar estrellas pero se ve rodeado por una mezcla de realismo trágico que declara el autor desde el principio.

Dámaso Alonso. ¿Cómo era?

Este soneto (con rimas cruzadas en los dos cuartetos iniciales ABAB, BABA y tercetos con rima CCD, EED) lo utiliza el autor para exponer el concepto de poesía en su primera etapa: poesía ingenua, sin ornamentación y con una tendencia a la sencillez y a la depuración. En definitiva, una poesía en la línea del JRJ inicial.