Valle Inclán. Garrote vil.

Este poema pertenece a La pipa de kif, de 1919 y es plenamente esperpéntico, no solo por el tema sino también por la lengua empleada y las rimas que utiliza.