Pedro Salinas. El contemplado

Durante varios meses, entre 1943 y 1944, y con motivo de una estancia en la Universidad de Río Piedras en Puerto Rico, Salinas centra su mirada y su obra sobre el mar de Puerto Rico que se convierte en el argumento de este extenso poema. El libro consta de una introducción y catorce variaciones que desarrollan ideas planteadas inicialmente en ella. Lo visual y la naturaleza de lo contemplado influyen sobremanera en el acento desarrollado en cada una de las variaciones; de ahí que se pase de la sorpresa a la admiración o la melancolía, en función del estado de ánimo del poeta y de lo contemplado.