José Hierro. Vida

Aparentemente este soneto es de una extrema sencillez pues solamente son dos las palabras que riman: todo y nada. Sin embargo, si prestamos un poco de atención, veremos que está plagado de referencias clásicas. Leído por el propio autor.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE