Blas de Otero. Hombre

Según Alarcos, en la poesía de Blas de Otero el tema esencial es el problema del hombre: primero el yo, luego el yo y el tú y, finalmente, el nosotros. El tema del yo es el de la muerte y la pervivencia y, correlativamente, el de la nada y Dios, como negadora y creado, respectivamente de eternidad. El Dios de Otero es el del Antiguo Testamento, para nada aparece el aspecto humano del Dios encarnado en Cristo.