Siempre la claridad viene del cielo. Claudio Rodríguez

Claudio Rodríguez es un poeta poco conocido a pesar de que con este libro, Don de la ebriedad, consiguió el premio Adonais cuando tenía 19 años. Este que incluimos es el poema que da inicio al libro y en él se anticipan los que van a ser motivos centrales de su trayectoria poética.

Ciudad Cero. Ángel González

Este autor es uno de los más representativos de la literatura española de postguerra. A través de esta entrada pretendemos que el alumnado descubra uno de sus poemas fundamentales y que reflexione. CIUDAD CERO Una revolución. Luego una guerra. En aquellos dos años —que eran la quinta parte de toda mi vida—, ya había experimentado […]

Poesía española del 39 a la actualidad

Ofrecemos un breve recorrido por toda la poesía española de posguerra hasta la actualidad. Lógicamente conviene añadir lecturas. Contextualización La literatura después de la guerra civil atraviesa por diferentes etapas que se vinculan a los distintos acontecimientos y circunstancias históricas. España vive bajo la dictadura del general Franco y esto tiene las siguientes consecuencias para […]

León Felipe. Vencidos

Su exilio a México y su trayectoria política hicieron que gran parte de su poesía se musicara y difundiera por su carácter social. En esta utiliza la figura de Don Quijote, con la que se identifica.

León Felipe. Yo no sé muchas cosas, es verdad.

De un profundo desengaño, no carente en ocasiones de esperanza, surgen poemas como este.

 

León Felipe. Oración

Es curioso contemplar la figura literaria de Fray Luis que contempla a Dios como músico que actúa con destreza y la de León Felipe que lo contempla como un jugador solitario.

 

Tres poemas

En este caso añadimos tres poemas a la vez: “Bosque”, “Me he quedado sin pulso y sin aliento” y “Ya nada es ahora”. Los publicó así en función del vídeo que incluyo, en el que el propio autor, con un fondo de imágenes representativas de su vida poética, recita estos tres poemas.

Para que yo me llame …,

En este libro de 1956 Ángel González desarrolla un fuerte visión crítica que, en el poema que nos ocupa, llega a su propia persona a la que infunde un poso de fracaso.

 

Los ángeles muertos

Pertenece a "Sobre los ángeles", un libro estremecedor en el que Alberti detalla su crisis religiosa

¡Qué lástima!

En este caso con una versión de Héctor Alterio. Muy buena, digna de este fantástico actor.

Celaya. La poesía es un arma cargada de futuro.

Celaya

 

Un poema representativo de la poesía social de los años 50 es este poema al que puso música Paco Ibañez. Fundamental para entender una época.

 

Epitafio para la tumba de un héroe

En Quinta del 42, el libro al que pertenece este poema, empieza, en la línea de la poesía social, a explorar lo que podemos llamar la vía solidaria de su particular poesía. 

Mano entregada

Este poema se inserta en lo que Aleixandre considera un nuevo ciclo de su obra en el que “expresa la difícil vida humana, su quehacer valiente y doloroso”.

Como el vilano

Otro poema de “Historia del corazón” de 1954 en el que el poeta considera iniciar un nuevo ciclo. Aún estaba lejos la llegada del Nobel de Literatura.

Se querían

La naturaleza y la pasión van a constituir un elemento fundamental de la obra de Aleixandre hasta "Sombra del paraíso". Este poema es representativo de la poesía de Aleixandre previa a la guerra civil española.

Reyerta

A Rafael Méndez En la mitad del barranco las navajas de Albacete, bellas de sangre contraria, relucen como los peces.

A contratiempo

Si hablamos de ritmo en una canción nada mejor que escuchar este poema de José Hierro al que le hemos puesto música que, además, se adapta perfectamente a la letra. Añadimos además una serie de preguntas que se incluyeron en una prueba Logse.

 

Un joven de ayer considera sus versos

En una segunda etapa de su obra, a la que este poema pertenece, Valente critica su etapa anterior e inicia una etapa en la que considera que la lengua ha de ser ya sólo un instrumento sugerente sin rasgos denotativos.


Cuando tu corazón

Tradicionalmente se asocia a la generación de los 50 con el compromiso social en detrimento de los sentimientos. Este poema nos demuestra lo contrario.


 

Tú vives siempre en tus actos

Este poema pertenece a “La voz a ti debida” (1933). Es el primer libro de la trilogía de temática amorosa formada por esta misma obra, Razón de amor (1936) y Largo lamento (1938).

Mario Benedetti. Los formales y el frío

Un poema fantástico de Benedetti, con su característica y aparente sencillez formal, que interpreta él mismo.

Corazón, coraza

Benedetti es siempre una garantía de éxito entre los lectores iniciales de poesía. Aprovechen este poema para llevarlo al aula.

 

Tengo estos huesos hechos a las penas

Miguel Hernández tal vez esté un poco solapado por sus circunstancias personales y por la inmensa popularidad de parte de su obra, sin embargo como sonetista tiene una calidad incuestionable no siempre apreciada.

Si todo vuelve a comenzar

Un poema sorprendente en el que el autor se describe a sí mismo en durísimos términos. Gil de Biedma, amigo de Goytisolo, tiene un poema también contra él mismo. Lo incluyo a pesar de que no tiene material multimedia asociado por la sorpresa que produce una descripción tan lejana al panegírico.

Gacela de la terrible presencia

El tema central del El diván del Tamarit, al que pertenece este poema, es el amor sometido a experiencias frustrantes y amargas. El lenguaje está próximo al de Poeta en Nueva York y hemos de leerlo prestando especial atención a las connotaciones que nos sugiera el vocabulario.

Elegía

Esta, junto con las coplas a la muerte de su padre de Manrique, es una de las más famosas elegías de nuestra literatura. En esta percibimos como nuestra, a través de un vocabulario usual pero de enorme fuerza, la terrible pérdida que sintió el autor.Incluye audio.

 

La aurora

Este estremecedor poema, a pesar de la dificultad de las imágenes utílizadas tiene, si hacemos una breve introducción de las circunstancias en que fue escrito, una fuerza extraordinaria entre el alumnado. Incluye una presentación previa de la obra procedente de Youtube y que pueden encontrar también en la web del autor.

 

Pato

Evidentemente en este poema hay que interpretar desde las especiales circunstancias de Blas de Otero la figura del pato, sin embargo admite una lectura superficial muy útil para el aula.

 

Cabalgar sobre la mar

Este poema no sólo tiene un valor poético intrínseco sino que puede ser utilizado para practicar con las exclamaciones a la hora de recitar poemas. Con una fuerza innegable embelesa a los alumnos si hacemos una lectura previa.

 

Rueda que irás muy lejos

Un canto al optimismo desde una vida que se truncó en la juventud. Las esperanzas depositadas en el hijo y los sugerentes sustantivos de este poema lo convierten en ejemplar. Contiene vídeo

 

Crecida

Prestar atención a las veces que aparece la palabra sangre como rechazo a cualquier enfrentamiento bélico. Atención a la distribución de los versos para enfatizar algunas palabras.

 

Anoche se me ha perdido

playa Este es un poema procedente del primer libro de Pedro Salinas (Presagios, 1923) y en el que puede apreciarse sin dificultad la influencia juanramoniana: poesía pura, métrica sencilla (octosílabos y un tetrasílabo), asonancias alejadas y difícilmente perceptibles…

En la plaza

El poeta ahora se une y reconoce en los demás, de hecho se encuentra en la segunda parte del libro “Historia del corazón” que precisamente se titula “la mirada extendida”. Ahora ha renunciado a las imágenes surrealistas  para intentar una comunicación más directa, en la línea del poema, que, sin embargo, no pierde belleza.

 

Campos de Soria

Este es tal vez el poema más importante de Campos de Castilla. No se trata de ninguna despedida de Soria tras la muerte de Leonor, como se ha difundido, pues fue publicada con anterioridad al fallecimiento. Tal vez se pueda relacionar con su viaje a
París a finales de 1910. Las nueve partes pueden agruparse en dos bloques separados por el número VI. Este es un texto fundamental en la obra de Machado.

A orillas del Duero

Con este poema inicia Machado su visión crítica de Castilla y de España en general. A partir de ahora podemos considerarlo coincidente con los autores del 98 y con los regeneracionistas. Prestar atención a cómo utiliza críticamente el paisaje.

Andaluces de Jaén

Carne de yugo, ha nacido

más humillado que bello,

con el cuello perseguido

por el yugo para el cuello.

 

Llegó con tres heridas

Miguel Hernández tiene también varias etapas en su obra, desde el culteranismo de "Perito en lunas" a la sencillez expresiva de este poema.

Si quieres ver el vídeo pulsa aquí.

 

 

Romance de Lorca / Canción de Mecano

Partiendo del evidente paralelismo entre un romance de Lorca y la canción de Mecano, "Hijo de la luna" la autora plantea un ejercicio de audición básico y anima al alumanado a reflexionar.

 

 

Yo escucho los cantos

Yo escucho los cantos de viejas cadencias que los niños cantan cuando en corro juegan, y vierten en coro sus almas, que suenan, cual vierten sus aguas las fuentes de piedra: con monotonías de risas eternas que no son alegres, con lágrimas viejas que no son amargas y dicen tristezas, tristezas de amores de antiguas […]

Abril florecía

Abril florecía frente a mi ventana. Entre los jazmines y las rosas blancas de un balcón florido, vi las dos hermanas. La menor cosía, la mayor hilaba … Entre los jazmines y las rosas blancas, la más pequeñita, risueña y rosada —su aguja en el aire—, miró a mi ventana. La mayor seguía silenciosa y […]

Hastío

Pasan las horas de hastío por la estancia familiar el amplio cuarto sombrío donde yo empecé a soñar. Del reloj arrinconado, que en la penumbra clarea, el tictac acompasado odiosamente golpea. Dice la monotonía del agua clara al caer: un día es como otro día; hoy es lo mismo que ayer. Cae la tarde. El […]

Parábola.

Era un niño que soñaba un caballo de cartón. Abrió los ojos el niño y el caballito no vio. Con un caballito blanco el niño volvió a soñar; y por la crin lo cogía… ¡Ahora no te escaparás! Apenas lo hubo cogido, el niño se despertó. Tenía el puño cerrado. ¡El caballito voló! Quedóse el […]

Sueño infantil.

Una clara noche de fiesta y de luna, noche de mis sueños, noche de alegría —era luz mi alma que hoy es bruma toda, no eran mis cabellos negros todavía—, el hada más joven me llevó en sus brazos a la alegre fiesta que en la plaza ardía. So el chisporroteo de las luminarias, amor […]

El hada más hermosa ha sonreído.

El hada más hermosa ha sonreído al ver la lumbre de una estrella pálida, que en hilo suave, blanco y silencioso se enrosca al huso de su rubia hermana. Y vuelve a sonreír porque en su rueca el hilo de los campos se enmaraña. Tras la tenue cortina de la alcoba está el jardín envuelto […]

El día del entierro de un amigo

  A Gabriel Ferrater. Esos que le leyeron pero no le entendían esos que siempre andaban tomando apuntes mudos mas que desde hoy se creen que fueron sus discípulos y han de emplear su nombre para reafirmarse deberían saber que además de maestro y además de poeta este hombre fue en vida un marginado auténtico […]

Me lo decía mi abuelito.

Me lo decía mi abuelito, me lo decía mi papá, me lo dijeron muchas veces y lo olvidaba muchas más. Trabaja niño no te pienses que sin dinero vivirás. Junta el esfuerzo y el ahorro ábrete paso, ya verás, como la vida te depara buenos momentos. Te alzarás sobre los pobres y mezquinos que no […]

Así son

Su profesión se sabe es muy antigua y ha perdurado hasta ahora sin variar a través de los siglos y civilizaciones. No conocen vergüenza ni reposo se emperran en su oficio a pesar de las críticas unas veces cantando otras sufriendo el odio y la persecución mas casi siempre bajo tolerancia. Platón no les dio […]

¡Y esos niños en hilera,

¡Y esos niños en hilera, llevando el sol de la tarde en sus velitas de cera!…             *       ¡De amarillo calabaza, en el azul, cómo sube la luna, sobre la plaza!             *       Duro ceño. Pirata, rubio africano, barbitaheño. […]

Mujer de muerte.

Lo que tu hubieras sido ha quedado en el aire perdido para el tiempo. Las cosas que no hiciste las canciones que nunca cantarás los días nuevos que te correspondían los deseos la rueda de las voces abiertas aen tu oido toda tu larga sombra proyectada al futuro. Porque escucho el sonido falso de mi […]

Pegasos, lindos pegasos.

  Pegasos, lindos pegasos, caballitos de madera.         Yo conocí siendo niño, la alegría de dar vueltas sobre un corcel colorado, en una noche de fiesta. En el aire polvoriento chispeaban las candelas, y la noche azul ardía toda sembrada de estrellas. ¡Alegrías infantiles que cuestan una moneda de cobre, lindos pegasos, […]

Comentario texto Machado

Un comentario de un poema de Soledades, galerías y otros poemas. Incluye una introducción y un muy correcto desarrollo. Puede ser utilizado como modelo para otros comentarios que se realicen en el aula.

 

 

A tu orilla he venido…

José García Nieto se integra dentro de los autores que se denominan garcilasistas. Aparecen después de la guerra civil e, inspirándose en el poeta castellano, escriben versos que intentan imitar la perfección clásica y que están plagados de sentimentalismo. Parece increíble que en plena posguerra se pudiera hacer una poesía de este tipo.

Al espejo retrovisor de un coche

Manteniendo la forma clásica del soneto y con evidentes reflejos de la poesía de Garcilaso de la Vega, José García Nieto compone este poema en el que, posiblemente, el único elemento moderno que percibimos sea el retrovisor de un coche. Destacar el hecho de que la realidad de la época, al contrario de lo que sucede con los poetas de lo que se llamó “poesía social”, no aparece.

Platero y yo.

Juan Ramón Jiménez no es sólo un gran poeta con enormes repercusiones sobre la poesía posterior sino que también es un gran prosista. A pesar de que Platero y yo ha sido tradicionalmente considerado un libro para niños, la cantidad de recursos que posee, lo hace inexcusable a cualquier edad. En este fragmento se muestra la reacción de los niños ante la aparición de la muerte.

 

Si todo vuelve a comenzar

Un poema no tiene por qué utilizar un vocabulario complicado, de hecho este refleja profundamente los sentimientos del poeta sin recurrir a términos extraños ni a figuras literarias complicadas. Recomiendo su lectura.

 

 

Martirio de Santa Olalla

A Rafael Martínez Nadal. I PANORAMA DE MÉRIDA Por la calle brinca y corre caballo de larga cola, mientras juegan o dormitan viejos soldados de Roma. Medio monte de Minervas abre sus brazos sin hojas. Agua en vilo redoraba las aristas de las rocas. Noche de torsos yacentes y estrellas de nariz rota aguarda grietas […]

Romance de la Guardia Civil Española

A Juan Guerrero, cónsul general de la Poesía Los caballos negros son. Las herraduras son negras. Sobre las capas relucen manchas de tinta y de cera. Tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras. Con el alma de charol vienen por la carretera. Jorobados y nocturnos, por donde animan ordenan silencios de goma oscura […]

Romance del emplazado

Para Emilio Aladrén ¡Mi soledad sin descanso! Ojos chicos de mi cuerpo y grandes de mi caballo, no se cierran por la noche ni miran al otro lado, donde se aleja tranquilo un sueño de trece barcos. Sino que, limpios y duros escuderos desvelados, mis ojos miran un norte de metales y peñascos, donde mi […]

Muerto de amor

A Margarita Manso ¿Qué es aquello que reluce por los altos corredores? Cierra la puerta, hijo mío, acaban de dar las once. En mis ojos, sin querer, relumbran cuatro faroles. Será que la gente aquélla estará fregando el cobre. Ajo de agónica plata la luna menguante, pone cabelleras amarillas a las amarillas torres. La noche […]

Muerte de Antoñito El Camborio

a José Antonio Rubio Sacristán Voces de muerte sonaron cerca del Guadalquivir. Voces antiguas que cercan voz de clavel varonil. Les clavó sobre las botas mordiscos de jabalí. En la lucha daba saltos jabonados de delfín. Bañó con sangre enemiga su corbata carmesí, pero eran cuatro puñales y tuvo que sucumbir. Cuando las estrellas clavan […]

Prendimiento de Antoñito El Camborio

            a Margarita Xirgu   Antonio Torres Heredia, hijo y nieto de Camborios, con una vara de mimbre va a Sevilla a ver los toros. Moreno de verde luna anda despacio y garboso. Sus empavonados bucles le brillan entre los ojos. A la mitad del camino cortó limones redondos, y los fue tirando al agua […]

San Gabriel (Sevilla)

A D. Agustín Viñuales.               I Un bello niño de junco, anchos hombros, fino talle, piel de nocturna manzana, boca triste y ojos grandes, nervio de plata caliente, ronda la desierta calle. Sus zapatos de charol rompen las dalias del aire, con los dos ritmos que cantan breves lutos […]

San Rafael (Córdoba)

A Juan Izquierdo Croselles.           I Coches cerrados llegaban a las orillas de juncos donde las ondas alisan romano torso desnudo. Coches que el Guadalquivir tiende en su cristal maduro, entre láminas de flores y resonancias de nublos. Los niños tejen y cantan el desengaño del mundo, cerca de los viejos […]

San Miguel (Granada)

  A Diego Buigas de Dalmáu Se ven desde las barandas, por el monte, monte, monte, mulos y sombras de mulos cargados de girasoles. Sus ojos en las umbrías se empañan de inmensa noche. En los recodos del aire, cruje la aurora salobre. Un cielo de mulos blancos cierra sus ojos de azogue dando a […]

Romance de la pena negra

A José Navarro Pardo Las piquetas de los gallos cavan buscando la aurora, cuando por el monte oscuro baja Soledad Montoya. Cobre amarillo, su carne, huele a caballo y a sombra. Yunques ahumados sus pechos, gimen canciones redondas. Soledad, ¿por quién preguntas sin compaña y a estas horas? Pregunte por quien pregunte, dime: ¿a ti […]

La casada infiel

a Lydia Cabrera y a su negrita Y que yo me la llevé al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido. Fue la noche de Santiago y casi por compromiso. Se apagaron los faroles y se encendieron los grillos. En las últimas esquinas toqué sus pechos dormidos, y se me abrieron de pronto como […]

La monja gitana

A José Moreno Villa Silencio de cal y mirto. Malvas en las hierbas finas. La monja borda alhelíes sobre una tela pajiza. Vuelan en la araña gris, siete pájaros del prisma. La iglesia gruñe a lo lejos como un oso panza arriba. ¡Qué bien borda! ¡Con qué gracia! Sobre la tela pajiza, ella quisiera bordar […]

Romance sonámbulo

A Gloria Giner y a Fernando de los Ríos Verde que te quiero verde. Verde viento. Verdes ramas. El barco sobre la mar y el caballo en la montaña. Con la sombra en la cintura ella sueña en su baranda, verde carne, pelo verde, con ojos de fría plata. Verde que te quiero verde. Bajo […]

Preciosa y el aire

A Dámaso Alonso Su luna de pergamino Preciosa tocando viene por un anfibio sendero de cristales y laureles. El silencio sin estrellas, huyendo del sonsonete, cae donde el mar bate y canta su noche llena de peces. En los picos de la sierra los carabineros duermen guardando las blancas torres donde viven los ingleses. Y […]

El romancero gitano

Este documento, en palabras de su autora, resulta útil para segundo de Bachillerato (17-18 años) y les ayuda a comprender mejor el poemario de Lorca. Podéis encontrar la mayor parte de los romances en la sección correspondiente a este autor

 

La posguerra por ejemplo en Grecia

  La posguerra por ejemplo en Grecia es una guerra que se prolonga por ejemplo dentro de un campo de concentración. Yannis Ritsos garrapatea papeles desgarrados en los retretes o bajo la manta. Después esconde los poemas en botellas vacías que entierra por si la guerra finalizase algún día. Los dibujos sobre las piedras mantienen […]

Iba tocando mi flauta

  Iba tocando mi flauta a lo largo de la orilla; y la orilla era un reguero de amarillas margaritas.   El campo cristaleaba tras el temblor de la brisa; para escucharme mejor el agua se detenía.   Notas van y notas vienen, la tarde fragante y lírica iba, a compás de mi música, dorando […]

Canción de Invierno

Cantan. Cantan. ¿Dónde cantan los pájaros que cantan?   Ha llovido. Aún las ramas están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan los pájaros. ¿En dónde cantan los pájaros que cantan?   No tengo pájaros en jaulas. No hay niños que los vendan. Cantan. El valle está muy lejos. Nada…   Yo no sé dónde cantan los […]

Álamo Blanco

Arriba canta el pájaro y abajo canta el agua. (Arriba y abajo, se me abre el alma.)   Entre dos melodías la columna de plata. Hoja, pájaro, estrella; baja flor, raíz, agua. Entre dos conmociones la columna de plata. (Y tú, tronco ideal, entre mi alma y mi alma.)   Mece a la estrella el […]

Trascielo del cielo azul

¡Qué miedo el azul del cielo! ¡Negro! ¡Negro de día, en agosto! ¡Qué miedo! ¡Qué espanto en la siesta azul! ¡Negro! ¡Negro en las rosas y el río! ¡Qué miedo! ¡Negro, de día, en mi tierra -¡negro!- sobre las paredes blancas! ¡ Qué miedo!

A París, una ciudad que no existe

A París, una ciudad que no existe, me llega la noticia:                               Berlín ha desaparecido. ¿Quién da un paso hacia el centro del invierno? La angustia dúctil se me enrosca en el vientre. Hoy tengo ancianos los ojos cuando todo todo […]

He vivido en la superficie de las cosas

  He vivido en la superficie de las cosas. Mas viví también por fortuna en las palabras. Ellas iban incorporándome a la lentitud penetrando las estaciones de mi piel dilatando la malla amarga de los días rastreando el frío y el calor en los seres zambulléndose en el amor hasta salir al tedio en el […]

Los hay que mueren de silencio

Los hay que mueren de silencio de tragarse demasiadas palabras y del cólico fenomenal que sigue y los hay que mueren por hablar demasiado pues las paredes —al contrario que las tapias, que están sordas— oyen. Los hay que mueren de cansancio de todo lo que hay que cambiar para que nada cambie y hay […]

Me han hablado del poeta

Me han hablado del poeta que se arroja ácido a la cara durante los recitales y escribe en el cielo preprogramado de California con humo de aeroplanos y me impresiona la calidad de esta ética laboral tan a la altura de nuestros tiempos de paleocapitalismo posmoderno: todo por la patria por el patrón por el […]

Limbo

La plaza sola (gris el aire, negros los árboles, la tierra manchada por la nieve), parecía, no realidad, mas copia triste sin realidad. Entonces, ante el umbral, dijiste: viviendo aquí serías fantasma de ti mismo. Inhóspita en su adorno parsimonioso, porcelanas, bronces, muebles chinos, la casa oscura toda era, pálidas sus ventanas sobre el río, […]

País

Tus ojos son de donde la nieve no ha manchado la luz, y entre las palmas el aire invisible es de claro. Tu deseo es de donde a los cuerpos se alía lo animal con la gracia secreta de mirada y sonrisa. Tu existir es de donde percibe el pensamiento, por la arena de mares […]

El viento y el alma

Con tal vehemencia el viento viene del mar, que sus sones elementales contagian el silencio de la noche. Solo en tu cama le escuchas insistente en los cristales tocar, llorando y llamando como perdido sin nadie. Mas no es él quien en desvelo te tiene, sino otra fuerza de que tu cuerpo es hoy cárcel, […]

El largo viaje a Oriente

En aquella mañana de luz azul, en barcas jubilosas, las velas desplegadas, partimos al Oriente. y entramos en el bronce del pecho de aquel sol. el mar quedó desierto tras nosotros, bajo una lluvia de oro. así tuvo lugar el único viaje. a la tarde volvimos, caídas ya las velas, derramada en las aguas la […]

Imágenes de un espejo roto

 Ahora que puedo ya saber que está mi vida hecha, en la penumbra de esta dormida habitación que da al jardín de mi lejana adolescencia  (aún rozan los cristales los jázmines, las alas de los pájaros), la miro reflejada  en los fragmentos rotos de este espejo que no ha sobrevivido a su pasar pausado y […]

Perdida del dios que fui

 Fue aquella tarde un tizón, y después fue violeta todo el aire. Blancas luces en el cielo destellaron. Y yo oscuro.                     Larga noche.    Y al llegar la madrugada del cuerpo nació la sombra   Poesía completa 1970-1997: Ensayo de una despedida. Tusquets: Barcelona 1999 

El teléfono negro

He marcado los números antiguosCon un deseo vago de respuestas,sabiendo ya que nadie me esperaba.Con un deseo vano de oír voces amadasy que reconocieran también ellos mi voz.Mi teléfono es negro,y en la noche, aún más negra,sólo oía el sonido que llamaba a unas tumbas.Y yo en mi casa solo.                                Se rompe la mañanaEn el turbio […]

Alocución pagana

                                 A Fernando Ortiz ¿Es que, acaso, estimáis que por creer en la imortalidad, os tendá que ser dada? Es obra de la fe, del egoísmo o la desolación. Y si esiste, no importa no haber creído en ella: respuestas ignorantes son todas las humanas si a la muerte interroga. Seguid con vuestros ritos fastuosos, […]

Ante el jardín nublado

Cantan los pájaros en el jardín nublado. Yo soy el negador de todo el tiempo que me fue concedido, y aún me espera. Soy la mirada en el jardín nublado, del yerto mundo, de la cama difunta que produce los sueños. ¿En dónde están, y a dónde va mi vida que ya no está?                           […]

La última costa

   Había una barcaza, con personajes torvos, en la orilla dispuesta. La noche de la tierra, sepultada.              Y más allá aquel barco, de luces mortecinas,en donde se apiñaba, con fervor, aunque triste,un gentío enlutado.                                Enfrente, aquella brumacerrada bajo un cielo sin firmamento ya.Y una barca esperando, y otras varadas.    Llegábamos exhaustos, con la carne tirante, […]

Última declaración de amor

   Oh Vida, que todo me lo has dado. Ahora ya sé que, siendo esto verdad, nada me has dado. Mas déjame mirarte aún con amor, aunque no tenga ya deseos de abrazarte. Y anque sepas que yo no te abandono puedes tú abandonarme. Poesía completa 1970-1997: Ensayo de una despedida. Tusquets: Barcelona 1999 

La perversión de la mirada

   La niña,con los ojos dichosos,iba – rodeadade luz, su sombra por las viñas –a la mar.Le cantaban los labios,su corazón pequeño le batía.Los aires de las olasvolaban su cabello.    Un hombre, tras las dunas,sentado estaba, al acecho delmar.Reconocía la miseria humanaen el gemido de las olas,la condición reclusa de los vivosaullando de dolor,de […]

Los veranos

   ¡Fueron largos y ardientes los veranos!Estábamos desnudos juntos al mar,y el mar aún más desnudo. Con los ojos,y en unos cuerpos ágiles, hacíamosla más dichosa posesión delmundo.    Nos sonaban las voces encendidas de la luna,y era la vida cálida y violenta,ingratos con el sueño transcurríamos.El ritmo tan oscuro de las olasnos abrasaba eternos, […]

Mensaje a las estatuas

MENSAJE A LAS ESTATUAS Vosotras, piedras violentamente deformadas, rotas por el golpe preciso del cincel, exhibiréis aún durante siglos el último perfil que os dejaron: senos inconmovibles a un suspiro, firmes piernas que desconocen la fatiga, músculos tensos en su esfuerzo inútil, cabelleras que el viento no despeina, ojos abiertos que la luz rechazan. Pero […]

Caballero de otoño

CABALLERO DE OTOÑO Viene, se sienta entre nosotros, y nadie sabe quién será, ni por qué cuando dice nubes nos llenamos de eternidad. Nos habla con palabras graves y se desprenden al hablar de su cabeza secas hojas que en el viento vienen y van. Jugamos con su barba fría. Nos deja frutos. Torna a […]

Despedida del mar

DESPEDIDA DEL MAR Por más que intente al despedirme guardarte entero en mi recinto de soledad, por más que quiera beber tus ojos infinitos, tus largas tardes plateadas, tu vasto gesto, gris y frío, sé que al volver a tus orillas nos sentiremos muy distintos. Nunca jamás volveré a verte con estos ojos que hoy […]

Cumbre

CUMBRE Firme, bajo mi pie, cierta y segura, de piedra y música te tengo; no como entonces, cuando a cada instante te levantabas de mi sueño. Ahora puedo tocar tus lomas tiernas, el verde fresco de tus aguas. Ahora estamos, de nuevo, frente a frente como dos viejos camaradas. Nueva canción con nuevos instrumentos. Cantas, […]

Respuesta

Perteneciente a su libro "Alegría" de 1947 podemos considerar este poema como representativo del estilo de José Hierro.

 

 

 

 

Amor oscuro 11

Noche del amor insomne

Amor oscuro 10

El amor duerme en el pecho del poeta

Amor oscuro 9

[¡Ay voz secreta del amor oscuro!]
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE