Nocturno.

Ricardo Güiraldes, argentino, se inserta en lo que podemos llamar novela regionalista realista, que conserva los modelos de la novela decimonónica añadiendo, a veces, elementos naturalistas. Se desarrolla sobre todo en el mundo rural, como es el caso de este relato, que además incluye una carga de violencia inusual.