Juan Ramón Jiménez. Platero

Esta entrada se corresponde con el primer capítulo de este libro esencial publicado en la Editorial Calleja (sí, el de los cuentos). Se consideró inicialmente un libro para niños pero es mucho más. Esta versión que añado la lee María Teresa León, una poeta integrada en la generación del 27 y que desde aquí reivindicamos.

Platero y yo.

Juan Ramón Jiménez no es sólo un gran poeta con enormes repercusiones sobre la poesía posterior sino que también es un gran prosista. A pesar de que Platero y yo ha sido tradicionalmente considerado un libro para niños, la cantidad de recursos que posee, lo hace inexcusable a cualquier edad. En este fragmento se muestra la reacción de los niños ante la aparición de la muerte.

 

Iba tocando mi flauta

  Iba tocando mi flauta a lo largo de la orilla; y la orilla era un reguero de amarillas margaritas.   El campo cristaleaba tras el temblor de la brisa; para escucharme mejor el agua se detenía.   Notas van y notas vienen, la tarde fragante y lírica iba, a compás de mi música, dorando […]

Canción de Invierno

Cantan. Cantan. ¿Dónde cantan los pájaros que cantan?   Ha llovido. Aún las ramas están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan los pájaros. ¿En dónde cantan los pájaros que cantan?   No tengo pájaros en jaulas. No hay niños que los vendan. Cantan. El valle está muy lejos. Nada…   Yo no sé dónde cantan los […]

Álamo Blanco

Arriba canta el pájaro y abajo canta el agua. (Arriba y abajo, se me abre el alma.)   Entre dos melodías la columna de plata. Hoja, pájaro, estrella; baja flor, raíz, agua. Entre dos conmociones la columna de plata. (Y tú, tronco ideal, entre mi alma y mi alma.)   Mece a la estrella el […]

Trascielo del cielo azul

¡Qué miedo el azul del cielo! ¡Negro! ¡Negro de día, en agosto! ¡Qué miedo! ¡Qué espanto en la siesta azul! ¡Negro! ¡Negro en las rosas y el río! ¡Qué miedo! ¡Negro, de día, en mi tierra -¡negro!- sobre las paredes blancas! ¡ Qué miedo!

¡Infancia!

¡Infancia!. ¡Campo verde, campanario, palmera, mirador de colores, sol, vaga mariposa que colgabas a la tarde de primavera, en el cénit azul, una caricia rosa!. Jardín cerrado, en donde un pájaro cantaba, por el verdor teñido de melodiosos oros; brisa suave y fresca, en la que me llegaba la música lejana de la plaza de […]

Paisaje dulce: está el campo

Un poema lleno de elementos románticos pero tendente a la sencillez.


 

Eternidad

Insertar esta obra en el modernismo es complicado; más bien responde a un intento personal de Juan Ramón de configurar su propio estilo, anque con influencia, inevitable, de su poesía pasada


 

Esta es mi vida, la de arriba,

En su proceso hacia la poesía pura puede explicarse este poema.


 

El viaje definitivo

Parece que la obsesión por la muerte en Juan Ramón no fue sólo algo que apareció al final de sus días. En este poema ya aparece esa preocupación.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE