La sonrisa etrusca.

 

Un viejo calabrés llega a casa de su hijo gravemente enfermo. Se establecerá entonces una curiosa relación con su nieto.