Juan Carlos Onetti. El astillero. Fragmento

Regresar a la alucinada ciudad de Santa María, emplearse en el astillero de Petrus y enamorar a la hija de éste es para Larsen la última oportunidad de encontrar un sentido. Sin embargo, muy pronto dicha tentativa se convierte en una rigurosa farsa

Ángel González. Otro tiempo vendrá…

Este poema se estructura en dos partes claramente diferenciadas por la conjunción adversativa “pero” que inicia el undécimo verso. La primera parte, en futuro, presenta una visión deseable que se opone a la segunda y que se caracteriza por un vocabulario connotativamente muy negativo.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE