El viejo y el mar

El escritor norteamericano, polémico siempre en su vida aventurera, muy vinculado a España y Premio Nobel de Literatura en 1954, dejó esta pequeña obra maestra de concisión, de intimidad y de fuerza narrativa.

Caballero Bonald. Versículo del Génesis.

Este poema, a pesar de ser de su primera época, muestra ya la incapacidad de la palabra para reproducir el pensamiento poético.
Formalmente se estructura como una sinfonía en cuatro tiempos con una breve entrada de cinco versos a modo de obertura en la que se fija el tema: “entra la noche”; a esta la siguen cuatro estrofas de siete versos con estructuras repetidas en el primer y último verso.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE