Unamuno. La oración del ateo

La religiosidad de Unamuno siempre se debatió entre la razón y la fe. Su obra culminante es “San Manuel Bueno, mártir” pero podemos observar esta dicotomía perfectamente en este soneto.

En torno al soneto

Son varios los poetas que han abordado en su obra la propia elaboración de un soneto. Aunque el más conocido es el famoso de Lope a requerimiento de Violante, otros autores, tanto anteriores como posteriores, han intentado este reto. Ofrecemos aquí seis ejemplos de metapoética en los que los autores aprovechan el soneto para hablar de la propia estrofa.

Baltasar de Alcázar. Yo acuerdo revelaros…

La poesía a menudo se convierte en un juego que desarrolla la propia poesía como tema; es lo que llamamos metapoética. En este caso Baltasar de Alcázar, en un tono humorístico, se plantea revelarle un secreto a Inés adoptando la forma del soneto. 

Un soneto me manda hacer Violante. Lope de Vega

Este poema fue incluido en el tercer acto de la comedia La niña de plata y el tema es la propia realización del poema. Se trata, por tanto, de un ejercicio metapoético en el que muestra su increíble capacidad versificadora. 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE