Sor Juana Inés. Este que ves…

Este soneto, con clarísimas referencias a Góngora sobre todo en el último verso, es una muestra de la continua evolución barroca hacia el pesimismo. Es un poema que la autora dedica a su propio retrato, que al igual que ella se convertirá en polvo, en sombra, en nada.

Sor Juana Inés de la Cruz. Miró Celia una rosa…

Nuevamente el carpe diem de Garcilaso y Góngora. En esta ocasión una figura femenina, Celia, contempla una rosa y a ella se dirige, como trasunto de la propia autora dirigiéndose a las jóvenes para que disfruten de su juventud.