Fernán Gómez. Las bicicletas son para el verano. Epílogo

Este es el final de Las bicicletas son para el verano, (1982). Es una de las obras en las que se revisa de una forma sentimental, el periodo de la Guerra Civil. A Luis le ha comprado su padre en el verano del 36 una bicicleta pero el estallido de la guerra hace que las condiciones cambien radicalmente.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE