(1925-2008). Nació en Oviedo, se licenció en Derecho, y fue profesor de Literatura española en la Universidad de Nuevo México desde 1972 hasta su jubilación, en 1993. En 1996 fue elegido miembro de la Real Academia Española. Se le considera miembro de la generación del 50, y en este caso habría que dar la razón a Juan García Hortelano, el cual para referirse a estos escritores prefiere utilizar el término “grupo poético de los años 50”, puesto que la poesía era algo consustancial con ellos.

Su primer libro de poemas fue Áspero mundo (1956). Siguieron Sin esperanza, con convencimiento (1962) y Grado elemental (1962). Palabra sobre palabra (1965) es de temática amorosa. Otras obras poéticas suyas son Tratado de urbanismo (1967), Breves acotaciones para una biografía (1969), Prosemas o menos (1985) y Otoños y otras luces (2001). Las recopilaciones de su obra aparecen con el título genérico de Palabra sobre palabra, libro reeditado con variantes en diversas ocasiones.

Ha escrito también ensayos sobre Juan Ramón Jiménez (1973), El grupo poético de 1927 (1976), Gabriel Celaya (1977) y Antonio Machado (1979). En 1985 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Murió en 2008

Ángel González. Inventario de lugares…

poema se convierte en una enumeración de lugares que poco a poco se van haciendo más escasos, no por las condiciones meteorológicas sino por la represión de la época plagada de ordenanzas y de ojos que “vigilan, desconfían, amenazan” hasta hacer del amor y la ternura algo imposible.

Ángel González. Otro tiempo vendrá…

Este poema se estructura en dos partes claramente diferenciadas por la conjunción adversativa “pero” que inicia el undécimo verso. La primera parte, en futuro, presenta una visión deseable que se opone a la segunda y que se caracteriza por un vocabulario connotativamente muy negativo.

Ángel González. Dato biográfico.

No resulta muy difícil interpretar la metáfora que se esconde tras estas cucarachas a las que se refiere el autor. Solo hay que ver la situación política del Madrid en que se escribió. Añadimos un vídeo con imágenes del autor en el que él mismo recita el poema. 

Ángel González. Cumpleaños

En este poema Ángel González reflexiona a partir de la fecha de su cumpleaños sobre su propio envejecimiento. Se inserta en una tendencia ya iniciada en el Barroco y que tiene un claro antecedente en Quevedo.

Ángel González. El día se ha ido

Son muchas las imágenes que se han utilizado para referirse al día y la noche, pero pocas tan originales como esta que utiliza Ángel González y que identifica el día con un perro ruidoso y animado y la noche con un silencioso gato que huirá con el amanecer para dejar paso a otro perro distinto pero de la misma raza.

Ángel González. Muerte en el olvido

El amado que existe en función de la amada es un tópico de la literatura que en este caso Ángel vuelve a tratar con maestría. Este poema fue publicado en Áspero mundo, su libro de 1956.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE